Nantli Karely

No me pidas ser tu amiga

 

 

Hija mía, no voy a ser tu amiga, estaré siempre a tu lado en las buenas y en las malas, más aún en las malas porque es cuando más vas a necesitar de alguien y muy probablemente muchos  sean crueles contigo, se reirán de tus sentimientos o no te tomaran en serio, pero yo  me quedare a tu lado para hacerte compañía, para acariciarte y abrazarte como cuando eras recién nacida, tan frágil y vulnerable, una parte de mí que se desprendió de mi cuerpo pero se quedó anclada en mi corazón para siempre, sin importar tu conducta o tus preferencias, el amor de Mamá lo tendrás incondicionalmente todos los días de tu vida, hoy te lo digo y se lo reitero al Universo. 


Tendré que mostrarte el camino, que regañarte y guiarte, no siempre lo que pienso que es lo mejor será la mejor decisión para que sigas tu camino, pero mi intuición me dicta como guiarte, no hay mal que yo te pueda desear nunca, y créeme que si pudiera evitarte un malestar lo haría sin titubear, sin tener que pensarlo, haría todo por ti, más no me pidas ser tu amiga, porque no podré.


Seré tu guía, tu escolta, podrás acudir a mi cuando más lo necesites, y cuando quieras hacer por ti misma esa sopa Italiana que tanto te gusta, podrás llamarme y yo te guiaré y te develaré la receta de la familia, te contaré como actué yo en ciertas situaciones, lo que me resulto bien y  lo que no me resulto tan bien, te contaré mis fracasos, mis sueños, sabrás en su momento mis más grandes anhelos, más solamente tu decidirás como actuarás al final, seré tu consejera mas no seguirás mi vida, mis experiencias y mi ejemplo son sólo una pauta para que tú hagas de tu vida lo mejor que puedas, con tus experiencias, con tus medios, no con los pedazos de los míos… 


Estaré dispuesta a tomarme una copa de vino contigo, a reír viendo una película rómantica al estilo Hollywood, te contaré mis más preciados secretos, más no seré tu amiga, seré mucho más que eso, sere tu complice, tu luz, tu hombro para llorar y tu regazo para estar porque sí, porque no importa que tan grande seas, siempre podrás volver a Casa. 


No me pidas ser tu amiga, que amigas ya tienes suficientes, Madre…

Madre, sólo una.

Cumpleaños en Alemania.

El cumpleaños, un día que habíamos estado esperando hace semanas, los niños preguntando cada día cuanto tiempo falta y  al final el día llego y se esfumó en un dos por tres.

 

 Los preparativos, la lista de invitados, el lugar en donde iba a ser, la realización de las invitaciones todo es una odisea, aquí en Alemania los niños a partir de cierta edad (en mi experiencia más o menos a partir de los tres años) deciden a quien quieren invitar a su fiesta de cumpleaños, hay algunas familias que solo permiten el numero de invitados como el festejado esté celebrando en su día, es decir que si un niño cumple 4 años tiene derecho y puede invitar a otros cuatro niños y así consecutivamente… 

 

Sí ya es un trabajo festejar a esa personita especial en su día lo es aún más acá por este lado del mundo… en México estamos acostumbrados al servicio completo, salón, meseros, comida, show, piñata, pastel y demás pero  por estos rumbos todo eso (si es que acaso se cree necesario) se tiene que organizar aparte y por tí mismo, así es… encima del trabajo y de los quehaceres diarios la tenemos que hacer de “party planner”.

Hay algunas mamás que hasta el pastel y la piñata con el eslogan de la fiesta hacen, sin tomar en cuenta que cocinan para dicho día especial, consiguen las bebidas y los dulces, hacen la compra con todo lo necesario para el festejo, aspiran la casa por tan sólo resaltar las cosas más relevantes que se ejecutan para poder celebrar a nuestros pequeños retoños que están tan emocionados e ilusionados que ¿Cómo podemos como buenas madres latinas y mitoteras  decirles que no a semejante gusto? Eso de festejar en grande se lleva definitivamente en la sangre, ya lo he comprobado. 

Naturalmente nosotros celebramos a nuestros hijos de la forma latina, con muchos invitados y en modo fiesta, si se puede con inflables o payasos o con algún amigo o familiar disfrazado de algún personaje especial, más no obstante también hemos celebrado cumpleaños a la alemana, esos en los que 4 invitados acuden a la casa del festejado, se ponen a hacer manualidades o a buscar un tesoro, comen pastel y son los más felices del mundo, suena un poco aburrido pero en realidad también es bonito conocer esa parte, es una fiesta más intima y por ende se tiene más contacto con los invitados que en una fiesta con 20 niños… además a la alemana, los papás a partir de los tres años aproximadamente  tampoco son requeridos en las fiestas infantiles,  solamente tienen la función de choferes, van y dejan a sus hijos a la fiesta y  los recogen 3 o 4 horas después, eso está bien cuando tienes que hacer diligencias o simplemente quieres darte un respiro pero no cuando quieres convivir.

A mi lo que más me emociona de un cumpleaños es compartir con la gente que quiero, disfrutar a los abuelos, los primos y las amigas, platicar, ponernos al día, es por eso que es tan especial para mí seguir celebrando los cumpleaños de mis hijos, así ellos aprenden también parte de nuestra cultura y el amor por la familia.

Cuando uno está por estas tierras se da cuenta de el valor tan grande que tienen la familia y amigos,  no es que no se valore antes pero en verdad se siente cuando hay o no apoyo de parte de los tuyos, agradeces doblemente cualquier ayuda que venga de afuera y creas un vinculo muy grande con tus amistades, pues es lo más cercano que tienes a una familia estando tan lejos. 

Tus hijos llaman  “tía” a tus amigas y naturalmente todas ellas te ayudan en la planeación de la fiesta del año para tus pequeños, entre todas cooperan trayendo algún platillo o realizando alguna manualidad y se encargan de que ese día sea muy especial para el festejado y lo más bonito es que no importa que tan feo te haya quedado el pastel, o la piñata en los ojos de tu hijo siempre será el mejor pastel del mundo (hauptsache selbstgemacht – lo importante es que lo hiciste tú mismo) y te miran con ojos grandes y sonrientes, ese gran día está cargado de tantas emociones, sentimientos, lo vives al máximo y por ende se acaba demasiado rápido, tenías tanto tiempo planeando, cuando de repente te das cuenta que se han ido los últimos invitados…

¡Cómo me encantan los cumpleaños! Son motivo de agradecer, de bendecir, de sonreír y de disfrutar con los tuyos, Que mejor tributo en vida que permitirnos celebrar con nuestros peques, me encanta ser mamá latina y mitotera que hace todo por que sus hijos sean los más felices en su día.

Si vives en Alemania y te gustan los cumpleaños mitoteros no dudes en comentar.

Dejar de gritarles a mis hijos

 

 

Con el fin de acercarnos más a nuestros hijos y fomentar la convivencia en familia le preguntamos a mi hija mayor: ¿Qué es lo que haría si ella fuera mamá o papá?…

Ella muy sincera y (lo agradezco de verdad) entre otras cosas escribió…

“Si fuera mamá no gritaría tanto”…

me quedé helada… es verdad, estoy sobre saturada, la presión de las tareas cotidianas, las peleas entre los hermanos, las desveladas, las desmañanadas, las actividades extra curriculares de los niños y toda esa gama de actividades contribuye a lo que les cuento de hace tiempo… ¡Qué estoy exhausta!

No es un llamado mártir, no me quejó, no voy pregonando por ahí que tengo tres hijos y que es pesado… sin embargo y aunque no lo diga,  lo es… cuando la gente me pregunta que como le hago ni yo misma se de donde me salen las fuerzas cuando quisiera quedarme en mi cama una semana entera descansando y haciendo nada… es imposible, tengo familia, hijos que criar que están siguiendo mi ejemplo día a día, lo quiera o no eso es un hecho factible…

Si ya se soy una maniática apresurada, todo tiene que estar en orden, la casa perfecta, los niños muy aseados, las tareas excelentemente bien trabajadas, pero la realidad es que esas metas no son alcanzables, porque vuelvo a lo mismo… alcanzar todas esas metas (banales que no se porque traemos ese chip de toda la vida y es tan difícil de desprenderlo) indicarían que estamos traicionando la naturaleza de nuestros hijos, de poder experimentar y equivocarse, de poder ser libres y poder ser simplemente niños… ¿Ya lo habías pensado de esa manera?

La verdad es que ni todo el cansancio del mundo, ni la sobresaturación que se tenga justifican el gritar y mucho menos a los pequeños… si,  una grita porque explota, porque se desespera, porque despiertan al bebé cuando necesita descansar,  tenemos muchos motivos y si es de humanos volvernos locos, lo que no se vale es llevarnos a nuestros semejantes de encuentro…descargar nuestra ira y lastimar a los que amamos.

Algo que me ayuda muchas veces es lo que alguna vez les conté:  ese truco de regañar a los niños haciendo de cuenta que un  amigo tuyo te esta observando al regañar a sus hijos… funciona muy bien para no perder la cordura ni los estribos, nos equivocamos, gritamos, explotamos, pero curiosamente nos sabemos controlar a la presencia de desconocidos, o de personas con las que no tenemos mucha confianza…

Es amargo darse cuenta que uno se ha convertido en lo que nunca quiso ser, terminar el día decepcionados porque no podemos controlar nuestros impulsos, pero es importante saber que NO somos los únicos pasando por ese proceso.

Es por eso que decidí hace ya algunos meses DEJAR DE GRITARLES A MIS HIJOS, encontré historias parecidas a la mía, con mamás exhaustas, cansadas y sobretodo que querían evitar a toda costa seguir dañando a sus hijos emocionalmente, encontré muchas y descubrí que no estoy sola en esto… me sentí mejor, me sentí otra ves vulnerable pero más consciente que tengo que hacer algo para cambiarlo YA.

Ya llevo un año practicando este método descubierto por una mamá normal como tu y como yo… obviamente  he tenido que empezar una y otra vez, la Blogera Sheila McCraight, con su blog y su libro nos inspira a tratar de intentarlo no importa las veces que sean… el “Rinoceronte Naranja” es un reto ya muy famoso en estados unidos, tiene hasta una App para el móvil en dónde puedes ser amable contigo y volverlo a intentar las veces que sea necesario,  si en medio del camino pierdes los estribos (como me ha pasado más de una ves) es alentador saber que no estás solo en esto de la gritadera, que no eres anormal o mal padre por perder los estribos… simplemente eres humano… pero eso no significa para nada que las cosas se tengan que quedar así y que sea aceptable seguir gritando cada vez que nos volvamos locos.

Así que si tus hijos están en una edad rebelde y te cuesta controlarte, te invito a que leas el Blog del rinoceronte naranja, el libro o te bajes la App, ya verás que en menos de lo que pienses estarás explicando más y gritando menos a los tuyos… ¿Te atreves a formar parte del reto?

¡Por una crianza más consciente!

10 cosas que no sabías de el Cole en Alemania.

 

Foto: Pixabay

1. El dia de la Escolarización, que es básicamente el primer día de escuela es uno de los días más importantes en la vida de un niño Alemán.

2. La mayoría de los peques de 6-7 años forman grupos y se van solitos a su Colegio. ¡Sí! Tan pequeñitos les dejan esa responsabilidad, impensable en nuestros países o no?

3. Los Alumnos reciben una tarjeta para los medios de transporte sin costo para que así puedan viajar a la escuela sin costo alguno para ellos, esto si lo solicitan y si es que  viven más lejos de 3 kilometros de distancia de la escuela.

4. Los primeros 2 años no existen notas y si sí no tienen validez oficial.

5. Por lo regular los Alemanes entran a la escuela sin saber leer o escribir y aprenden en los primeros 6 meses.

6. La escuela en Alemania es Gratuita mas no laica, aunque en ella tienes la libertad de optar por educación cívica y educación religiosa ya sea católica o evangélica, Hay escuelas en barrios específicos en donde las religiones incluso se adaptan a las de los niños que viven en la zona.

7. En algunas escuelas utilizan los viajes de estudio para que los niños convivan y se conozcan mejor influyendo en la buena vibra del grupo, a este viaje solo asisten los alumnos y sus maestros.

8. La escuela primaria consiste solamente de 1.ero a 4to. Grado.

9. Existen las vacaciones de calificaciones,  cuando hay entrega de calificaciones el trabajo burocrático es tanto que hay dos días libres para los Alumnos con el fin de que los maestros puedan avanzar y corregir todo lo necesario con el tiempo y la supervisión adecuada.

10. En los colegios los mismos niños   escriben y publican  una o dos veces al año un periódico de los alumnos,  “Schüler Zeitung” en donde típicamente se publican los eventos de la escuela y entrevistas a los maestros entre otras cosas de interés  para los alumnos.

Ir de compras con tus hijos

 

No hay nada más valiente para una madre que querer ir de compras sola con sus tres hijos, yo por supuesto una mamá muuuuuuy valiente creí que sería la expepcion y creí estar preparada para tal aventura! y la verdad es que no…

Quise pasar por alto que los niños son pequeñas criaturas que tienen la habilidad de agobiarte y hacerte sentir exhausta en menos de 2 minutos, y que  por alguna extraña razón tienen la capacidad de chuparse todas tus energías en un dos por tres y más aún si te has propuesto una actividad en especial.

Pareciera que su única misión en ese momento es impedir que tú, como persona individual realices lo que sea que tengas que hacer y que creas importante para ti. 

Queremos ignorar que desde el momento en que nuestro primer hijo llega al mundo ya no somos una persona individual, nos convertimos en esclavas amorosas y de buen humor las 24 horas del día…al menos eso esperamos nosotras mismas y la sociedad en general, las mamás actuales tan perfectas como en las Pelis de la tele.

Retomando el tema, hace unas semanas me sentía la mamá mas valiente y mis hijos necesitaban cada cual  cosas diferentes y ya que las dos mayores estaban de vacaciones y su papá tenía que trabajar decidí lanzarme a la aventura yo sola, “total”, pensé; “son mis hijos ¿Qué cosa puede pasar?, vamos a ir por cosas que además ellos necesitan”

 

Con lo que no contaba era que mis dos hijos más pequeños  no estaban en sintonía con las cosas que quería realizar aquel día.  A la del medio se le olvidó su tan amado y fiel chupete, ese que necesita a cada minuto del día porque es sumamente necesario para ella,  sin contar que tenía apenas semana y media de haber dejado el pañal…bueeeeno, !Aquello fue la locura!

A partir de los primeros 5 minutos de camino en el coche comenzó el caos, tal vez era una señal que no vi para regresarme camino a mi cómoda casa a pasarlo bien con mis tres pequeños, en lugar de ello emprendí mi viaje, mi aventura… fue tan agotador debido a  que los niños tenían necesidades a todo momento, ir al baño, comer, dormir, cambio de pañales, aburrimiento, estaban cansados, tenían sed,  etc., ese día sólo compre una blusa en rebajas para mi hija mayor, mis hijos comieron (porque yo ni  tiempo tuve de tomarme un café tranquila) y de regreso a casa, a escuchar 25 minutos de llantos y gritos porque a la pequeña se le había olvidado su chupete y mamá no traía repuesto. ¡Pero que osadía la mía pensar que sobreviviría una tarde entera sin su chupón! ¡No cabe duda que muchas veces sigo siendo tan ingenua como siempre! 

 

¿Cómo fue que sobreviví ese día?  Fue mi día de suerte, mi Esposo salió de trabajar temprano (lo que nunca en la vida) a Él,  tan sólo le basto con ver mi cara agotada y me relevó enseguida atendiendo y distrayendo a los pequeños, sólo así pude coger aire y tomar una tranquila y merecida siesta.

Y sí, si es agotador salir con tus hijos sola algún lado, mas aún si es necesario, pero no es imposible, si a tí como a mí se te dificulta hacer actividades porque no tienes con quien dejar a tus hijos aquí te dejo:


 5 consejos que te ayudarán a que tus compras con tus peques sean más llevaderas.

  1. Prepara lo que necesitas un día antes si te es posible. (biberones, pañales, chupetes de repuesto en la pañalera, botes de agua para el camino, los niños siempre tienen sed) así no olvidarás nada.
  2. Si puedes hacer tus compras cómodamente por internet no dudes en hacerlo, pagar el franqueo no es nada si lo comparas con el estrés que te puedes evitar.
  3. si no hay otra opción y tienes que ir a la tienda personalmente, revisa igualmente en internet si a la tienda a la que vas tiene estacionamiento o no, o si queda cerca de la parada del metro o autobús todo esto evitara que te demores de más y que tus hijos no se aburran y comiencen a hacer travesuras o estar cansados a la hora de la compra.
  4. Date tiempo también para disfrutar, queda con ellos que si se portan bien al final de las compras pueden comer juntos un helado o disfrutar un momento en la sala de juegos.
  5. ¡Calma! tomate tu tiempo y no quieras hacer las cosas a horario estricto, recuerda que con los niños los imprevistos siempre son parte del día a día. Así que planea tiempo de sobra.

Espero te hayan servido estos consejos y se tan valiente como yo y manos a la obra! 

 

¡Qué Mamá preparada vale oro! 

El Kinder en Alemania

 

El ciclo escolar va arrancando y me da gusto ver por doquier fotos de los peques entrando a sus colegios y kindergarten, verlos posando con sus mochilas muy entusiasmados por la nueva etapa que comienzan.

No cabe duda que es muy sabio ese dicho de “a donde fueres has lo que vieres” y así como en latinoamerica es muy importante para los niños  desde pequeñitos aprender ingles y saber usar la computadora, en Alemania el  jugar libremente y divertirse aprendiendo están en primera linea.

Para empezar los germanos dedican hasta todo un mes de vacaciones de trabajo para realizar el “acoplamiento al kínder” de sus hijos, mucha gente “sacrifica” sus vacaciones para que su hijo pueda adaptarse de la manera menos traumática posible a su nueva etapa preescolar.

Pero ¿Cómo sucede?

Hay muchas formas, a continuación te comparto el método de aclimatación de los jardines de niños de la Cruz roja en el norte de Alemania.

En primera instancia se busca que el maestro educador establezca una relación solida y de confianza con el niño, para que este  pueda aprender en armonía y con confianza su integración en esta nueva etapa. Para su optimizacion  existe un plan de aclimatación que está dividido en tres fases.

  1. Primera Fase. Consta de 3 dias en los cuales el papá o la persona de confianza del niño está con el en la institución del kínder a todo momento.
  2. Segunda Fase. En el cuarto dia se intenta separar al niño de su persona de confianza si el niño reacciona de una manera positiva el padre de familia se puede alejar por un lapso corto de tiempo siempre y cuando este al alcance para calmar al niño por si el llora o se siente inseguro.
  3. Tercera Fase.  en esta última fase el niño aprende a despedirse de su cuidador principal, juega con otros niños por un pequeño lapso de tiempo sin que el papa o la mama estén presentes y Así hasta que el niño este completamente adaptado.

 

En Alemania los jardines de niños no compiten por quien tiene mas horas de computo o en cual tu hijo aprende más rápido a leer, aquí los niños de la edad preescolar llevan un plan muy ligero y si bien aprenden de la vida, los oficios, de ciencias naturales y ecología lo hacen siempre de una manera muy relajada y siempre con juegos que los incentiven a aprender del tema,  eso si tienen un plan muy estructurado pero en el los niños pueden ser libres ¿Lo imaginas?

No hay hora del “receso” como tal, por las mañanas los niños desayunan de acuerdo a como van llegando, y después pueden decidir que es lo que les apetece hacer, ya sea construir con legos, jugar a la tiendita o manejar un triciclo.

Es muy común que los niños coman en el kínder. Los horarios de salida varían desde las 13:00 a las 17:00 horas.

Por lo regular cada grupo dedica un día a la semana para hacer deporte o movimiento y otro para hacer la escuela de música, que no es nada más que clases de música en donde los niños aprenden rimas y rondas infantiles al compas de diferentes instrumentos.

¿Qué tal te pareció este post informativo? ¡Qué tu y tus hijos tengan un muy placentero inicio a clases!

 

 

Mandalas y su importancia para los niños

foto de pixabay

 

 

 

 

Las Mandalas son mucho más que un poco de entretenimiento para tus hijos, más allá de solo pasar el tiempo pintando un momento les ayuda a relajarse y a abrir un poco mas su mente a las sorpresas y lo inesperado.

Una Mandala sirve para relajarse, conectar y enfocar, ayuda a desarrollar la creatividad, la imaginación, la atención y el silencio, además fomenta la armonía visual y la combinación de colores,  formas y detalles de acuerdo a la Psicóloga  y Coach Pamela Pulido

Las Mandalas tienen su origen en  India y su significado está en Sánscrito (un idioma hindú que se practica en los rituales hindúes para hacer himnos y mantras ya que es una lengua ceremonial.) y es el equivalente a “Circulo o Rueda“,  dependiendo del contexto y la cultura ( hinduista o budista) va cambiando su significado, regularmente  es un circulo que esta  formado  armónicamente aunque no necesariamente, la armonía de los patrones tiene mucho que ver para que este  sea catalogado como un Mandala.

La revista Exploradores de luz nos explica a profundidad y a detalle que son las Mandalas y cuales son sus beneficios.

Entre los más destacados están:

  • la liberación del estrés
  • alto desarrollo de la creatividad
  • conectar consigo mismo (algo muy importante para todos nosotros hoy en día)
  • reducción de angustia y ansiedad
  • fomenta la armonia visual y los sentidos
  • ayuda a enfocar la intuición

Así que la próxima vez que tu hijo o hija te pida algo para colorear ¡Ya sabes! ¡Qué sean Mandalas!

¡Si te gusta y te aporta comparte!

 

 

Hija Mia hoy te libero

foto via: Pixabay

 

 

Hija mía el día de  hoy te libero de la carga de mis expectativas tan altas e irreales,  de mis errores al pensar que lo que yo hago frente a ti no te repercute en lo más mínimo, te dí mensajes negativos una y otra vez pensando que nada te afectaría pues eras muy pequeña, no me daba cuenta que todo lo absorbías, mis errores, mi falta de tacto, mi ausencia, mi poca paciencia…

Te pido perdón y ante todo me perdono por mi falta de conciencia, hoy por hoy se que somos el resultado de lo que sabemos con los medios que tenemos, crecí con creencias arraigadas que no me pertenecen, me libero de ellas y te libero.

Hoy te libero de esa necesidad de agradar a los demás, pues tarde o temprano aprenderás que poco vale la pena, eso te amarra, son ataduras invisibles que se van convirtiendo en cadenas…

Te libero de los patrones automáticos, de esas cargas que ni yo misma me doy cuenta que existen, de todas las decisiones que tomes por agradar a los demás.

Te libero del apego, de la necesidad que tenemos la una por la otra, porque más allá del Ego esta tu crecimiento, y sólo puedes madurar y conocer de la vida si te alejas un poco de mi entorno aunque al principio duela, te suelto no te ato, te libero de toda esa necesidad de control, pues no harás más que desvivirte y desgastarte y al final seguirás sin poder abarcarlo todo…

Te libero de la necesidad de ser perfecta, de sentirte útil, es mentira lo que nos enseñan por ahí, la gente se gasta demasiado dinero en terapias tratando de desapegarse de esos patrones absurdos y ajenos, porque bien sabemos que nadie es completamente útil y que nadie es Perfecto.

Cuando digo que hoy te libero, me comprometo a criarte conscientemente, a crecer y a aprender contigo, a enseñarte cuan importante es que te tomes un tiempo a solas, que te conozcas, te libero de buscar relaciones tormentosas tan solo por el hecho de no sentirte sola, te libero del estrés que conlleva decir a todos que SI, No lo hagas, con la única persona que tienes que comprometerte es contigo misma, aprende a poner límites a decir que NO.

Hija mía yo te libero de todas las ataduras que puedan encadenarte a
mí, ve anda tu vuelo, vive tu vida, que yo estaré aquí siempre,

Aún y cuando ya me haya ido…

¿Amamantar o no? Es tu decisión.

amamantar
Foto de pixabay.com

Amamantar…
El simple hecho de pronunciar la palabra me produce tranquilidad, aunque quizá solo sea un juego de palabras, pues sé lo que significa en Alemán, “saciar, calmar, mitigar…”y es que dar pecho o cómo lo quieras llamar, es algo que va mucho más allá de lo simplemente natural, de que si lo puedes hacer o lo quieres hacer en público o no en tu país, de que si la sociedad lo ve bien o mal, amamantar es una decisión y es de dos, tuya y de tu bebé, y eso tu lo puedes timonear, pues tu bebé lo creas o no está conectado completamente a tí y lo que tu decidas creer el no te defraudará, si quieres que funcione o no depende sólo de tí.

No soy una experta y tan sólo tengo escasa experiencia pero lo que si me atrevo a afirmar casi sin temor de equivocarme es que: CUALQUIER MUJER PUEDE AMAMANTAR, hay muchos mitos, que sí la leche no sale, que si el niño no jala bien, que si no tiene fuerza al mamar… uff la cantidad de historias que he escuchado a lo largo de los años… si bien se algo que te puedo asegurar, es que Amamantar es como cualquier otro deporte…

¡Sí!, amamantar no es cosa fácil es más, debería ser considerado por la federación del deporte como deporte de alto rendimiento, y es que dar de lactar no es algo para gente indecisa, si te vas a decidir a amamantar, tienes que tener en cuenta que la práctica hace al maestro, tu puedes practicar y ser el mejor, o practicar y solamente hacerlo bien o no tan bien… pero de que uno puede después de practicar si que puede… como cuando aprendes a tocar cualquier instrumento, así que Animo, si tu deseo es amamantar: adelante, no te rindas, entre el cansancio infinito de esos desvelos interminables, hay una recta final y puedes tener la certeza de que todo es pasajero, inclusive está etapa mágica y agotadora en la que abrazar a tu bebe con su aroma tan peculiar, tan puro, consuela todo aquél martirio que uno creyó haber vivido en el pasado…

No se la demás gente, pero mi experiencia me ha demostrado que siempre que he estado a punto de claudicar y cuando ya no puedo más y quiero tirar la toalla, ahí esta ese siguiente instante, en el segundo milimétrico que le sigue, el momento siguiente en el que ya paso todo y las dificultades se fueron a la borda… sí, así de simple, intentar, intentar y volverlo a intentar y sobretodo no perder la calma, hay que declarar y aprender a soltar… si ese realmente es tu anhelo el universo se encargará de lo demás…

Hoy quiero decirte que NO ESTAS SOLA, en tus horas despierta a medias, con tus “pants” más cómodos, y tan desarreglada y cansada como nunca, no te exijas tanto, acabas de dar vida a un nuevo ser … no importa si lo hiciste hace una semana o hace diez, no menosprecies ese gran suceso, tu eres una guerrera inigualable, fuiste capaz de traer al mundo a un pequeño ser, lo mantuviste a salvo en tu vientre y lo alimentaste, compartiste tus emociones y tu día a día con él… y créeme  a el le da igual si le das el pecho o si le das el Biberón…

¿Qué es lo que quieres darle tú? Eso estará bien, estará más que bien… estará Genial.

¡No te exijas tanto mujer!, mira que se bien como te sientes, vulnerable y frágil y a la vez tan fuerte, esa montaña rusa de hormonas circulando por tu cuerpo te dice mentiras, te dice que puedes hacerlo mejor y que no lo estás haciendo nada bien… aprende a voltear la balanza, no son las cosas que no haz podido lograr lo que tienes que medir, sino las cosas que con esfuerzo y dedicación has logrado conseguir hasta aquí, hasta este punto de tu vida con las circunstancias que se encuentran a tu alrededor, con tu bebe recién nacido, con tu hijo preescolar o quizá con tu hijo único.

“no es un solo momento el que te define, sino toda tu vida”

Si una mujer tiene el privilegio de poder Amamantar a su bebé, si está sana, si realmente lo quiere, debería de ser una experiencia que te llene de poder en lugar de un sentimiento de inmovilidad… acuerdáte de la balanza… si piensas en las cosas que no puedes hacer por estar “atada” teniendo que amamantar a demanda a tu bebé no vas a estar satisfecha, acuerdáte de los viejos sabios, que gritan a los cuatro vientos que todo es pasajero, esta etapa terminará siendo un recuerdo y no importa que tan dura o que tan liviana sea para tí, tendrás la certeza de haberlo hecho, de haber aliementado a tu bebe con tu propio cuerpo y eso       !Es una maravilla! Recuerda que con todos sus pros y contras, amamantar es pasajero y lo que hoy es mañana no será así que gozálo con todos tus sentidos.

Es la mejor excusa para hacer pausas sin tener remordimientos, para estirar los pies en el sofá, para dejar en pausa todos los pensamientos que nos revuelven la cabeza, es un momento de unidad, en el que te deberías respetar a tí y a tu bebé, solos los dos, que el mundo de afuera se detenga, ya después tendrás tiempo de ponerte al día con lo demás.

Aprovecha esas dos, tres o cuatro horas que el niño duerme de toma en toma para hacer algo por tí, dejále a tu marido una hora a los niños, el lo sabrá manejar, ¡También son sus hijos!, vete al Super, a correr, tomate un café sin niños alrededor con una amiga, te sentirás muy bien y cargaras energía para seguir criando, criar es algo muy menospreciado y es que la verdad no hay trabajo más sagrado que este…de la crianza en el hogar depende toda la humanidad… ¿Lo habías pensado de esa manera?
Mamá, mujer, te estoy hablando a tí, que te preguntas si tu bebé querrá el lado izquierdo alguna vez… a tí que le temes a quedar deforme, acuerdáte de tus prioridades… nadie te obliga a amamantar y cualquier niño sobrevive sólo con Biberón, si bien la teta no es esencial para la vida, es una oportunidad única para conectar con tu pequeño, disfruta esta etapa fugitiva con gozo, con alegría, no habrá etapa alguna más adelante en la que nuestros hijos nos necesiten más que ahora, nos amen y nos adoren como lo hacen a esta edad… somos lo único y más importante en sus pequeñitas vidas… no los defraudemos con pequeñeces existenciales pasajeras que nos dicta la sociedad…

Mami, no estás sola y si tu quieres puedes hacer lo que quieras, puedes luchar por amamantar, puedes tirar la toalla y dar Biberón, no estás obligada a ser perfecta, tu hijo te querrá igual, a lo único que estás obligada es a serte fiel a tí, a amarte y a respetarte, a no menospreciarte y a estar orgullosa de ti, mira hasta donde lo haz logrado!

Con amor, especialmente para mis amigas, madres nuevas y algunas primerizas.

Karely.

Soy esa mamá

 

Soy esa mamá que se enoja porque sus hijos tiran el vaso de agua y luego se arrepiente.

Soy esa mamá que solo ve cualidades y no defectos, para mi todo es perfecto.

Soy esa mamá que cuida cada paso de sus hijos, que no los deja respirar.

Soy esa mamá que no sabe que cocinar al día siguiente, la que busca recetas para niños con muchas vitaminas y minerales.

Soy esa mamá  que se vuelve loca con los gritos de los niños en casa, que exigue y parafrasea con alto volumen y cierta desesperación que es momento de seguir las reglas, calmarse y no gritar.

Soy esa mamá que se preocupa de más, la  que se va a la cama hasta ver la cocina limpia, la ropa doblada y los juguetes de regreso a su lugar.

Soy esa mamá exigente y emocional que lucha entre el amor y los límites.

Soy esa mamá que se equivoca, que no se juzga,  que siente que crece con sus hijos.

Soy esa mamá hábil que es la mejor haciendo pompas de jabón, la que sabe hornear y a la que le gusta patinar.

Soy esa mamá que le encanta ir de spa una vez  por semana  con su hija, la que comparte con ella el gusto por la moda y la belleza.

Soy esa mamá que lucha contra todos para que su hijo crezca libre de estereotipos, esa mamá a la que miran mal porque mi pequeño se viste de rosa y le gustan las muñecas y los cochecitos para bebe.

Soy esa mamá que no castiga soy esa mamá que permite.

Soy esa mamá que tiene dudas, esa mamá que busca todo en internet.

Soy esa mamá que le compra a su hija su disfraz favorito de las Tortugas Ninja aunque esto sea visto con muchas etiquetas pues una niña “viste y calza como Princesa”.

Soy  esa mamá que se la pasa pensando en como acercarse más a sus hijos pero cuando vienen a interrumpir mis tareas diarias difícilmente puedo ponerles atención y dedicación pues me resulta muy difícil interrumpir mis tareas una y otra vez constantemente.

Soy esa mamá que se preocupa demasiado por el futuro, que piensa y analiza y olvida muchas veces dejarse llevar por el momento, por el aquí y  el ahora.

Soy esa mamá que disfruta jugar con sus niños.

Soy esa mamá que desconfía de todo el mundo, quisiera guardar a mis hijos en una burbuja para que nada malo les pasara nunca…

Soy esa mamá que grita, que siente, que vibra, que llora en cada musical de la escuela, que se siente orgullosa por una buena nota, por cada palabra nueva, por aquel salto grande por la vereda.

Soy esa mamá llena de miedos que va por el mundo buscando lo mejor para sus hijos

Yo soy esa mamá… soy una sola en muchas versiones de mí, me acepto y me libero de todo estereotipo esclavizante porque yo me merezco sentir, vibrar, equivocarme y llorar…

 

Simplemente como tú y como yo… esa mamá que hoy señalas podría ser tu hermana, tu prima o tu tía, tu mejor amiga, o tu novia… por eso deja de señalar y aprende a tener compasión.

TODAS SOMOS ESA MAMÁ.

 

Scroll To Top