Nantli Karely

Deja de querer criar perfectamente, cría conscientemente!

 

Ser un padre o una madre consciente no quiere decir que seas una persona perfecta, en todo momento de buen humor y permisiva para evitar conflictos…

Ser un padre consciente no te absuelve de errorres, no te excenta de hacer cosas que no deseas para tus hijos.

La formúla perfecta para este mundo  es tan sólo una ilusión es algo que nosotros mismos creamos desde nuestra mente por temor al amor… y ya sabes lo que dicen de las espectativas… que no hay que tenerlas, ¡Deshazte de ellas!

En mi opinión para criar conscientemente es precisamente eso lo que debemos aprender…soltar las culpas,  aprender a elegir una y otra vez el amor… ¿Cómo reaccionas tu cuando al cometer un error alguén te juzga? Te pones a la defensiva, te ofendes ¿Y  porqué? Porque tienes miedo a ser juzgado… Sí elegimos el amor nos damos cuenta que somos libres,  que no pasa nada que si bien a los simples ojos un error es muy incómodo no determina la clase de persona que soy, ni mis habilidades en lo absoluto, un error es simplemente eso…Un error y punto, así sin puntos suspensivos, sin calificativos, sin juicios…

Intentemos no juzgar…hagamos un esfuerzo por salud mental,  desde niños crecemos con ese chip juzgandolo todo no es nuestra culpa ni la de nuestros padres, es simplemente algo que hemos aprendido y haciendonos conscientes de ello nos toca tomar iniciativa y comenzar a desaprenderlo.

Así como lo lees a Des-a-pren-der-lo! No todo lo que nos enseñaron nuestros padres es la verdad absoluta, así como no todo lo que le enseñaremos a nuestros hijos será la verdad absoluta…así que relajate y disfruta un poco la imperfección, que es mágica.

Nuestros hijos son almas tan libres y tan puras cuando nacen, a partir de que crecen los vamos límitando, poniendoles reglas sociales, diciedoles que no pueden, juzgandolos como malos sino dejan el pañal, sino recojen, sino hacen lo que mamá o papá dicen… los manipulamos constantemente a nuestro antojo y les enseñamos a juzgar, porque no es lo que les decimos lo que aprenden con más júbilo, es lo que ven lo que se impregna  en su insconsciente…

Y no lo digo para juzgarnos a tí ni a mí,  no estoy diciéndote que si manipulas para obtener algo de tu hija eres mala, estoy queriendo abrir los ojos contigo, por ti, por mí,  por nuestros niños…

Estamos eligiendo solamente a base del miedo y estamos ignorando al amor, quizá sea ese el problema con la crianza de hoy en dia, en donde creemos que darlo todo y no poner límites es amor… lo cierto es que toda relación para que sea sana requiere de límites, sino ¿Cómo van a aprender ellos a decir que no cuando algo no les apetece?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll To Top