Nantli Karely

Manual de amor con sabiduría

 

Ser padre o madre de familia no es cosa cualquiera hay veces que no sabemos ni por donde empezar, como gestionar nuestros pensamientos y emociones y un sin fin de dudas invaden nuestro ser.

A continuación te comparto un pequeño manual de amor para la crianza consciente extracto del libro, “Hijos tiranos o débiles dependientes” de la autora Martha Alicia Chávez.

Madres, padres, ¡por favor adoren a sus hijos!

  • Exprésenles su amor con palabras, con abrazos y besos. No den por hecho que sus hijos saben que los aman; ellos necesitan escucharlo y sentirlo.
  • Cuando ellos cometan un error, aliéntenlos y muéstrenles el camino correcto, en lugar de rechazarlos o despreciarlos.
  • Cuando les den dinero para la colegiatura, los zapatos, la comida, el cine, háganlo con gusto, en lugar de poner una mala cara y dar ese dinero con reclamos y quejas. Como padres, les corresponde cumplir con el sagrado compromiso de mantenerlos.
  • Cuando les den un consejo, háblenles de las experiencias de su vida que les llevaron a aprender eso.
  • Si quieren que sus hijos les cuenten sus cosas, no los interroguen. Ustedes cuentenles acerca de sus sueños, sus proyectos, sus dudas y certezas y sus reflexiones profundas sobre la vida.
  • Cúmplanles todo lo que les prometen, para que ellos puedan aprender a confiar y a creer.
  • Déjenlos ensuciarse en el lodo de la vida y quitárselo de encima por sí mismos.
  • No les quiten el gozo de lograr y triunfar, haciendo todo por ellos.
  • Díganles NO firmemente cuando tengan que hacerlo, aunque se enojen y lloren, porque así desarrollarán la habilidad de adaptarse a todas las situaciones de la vida y la fortaleza interior para sobrevivir emocionalmente a las etapas díficiles.
  • Crean en ellos y háganselos saber.
  • Cuando caigan, permítanles levantarse por sí mismos, permítanles al menos intentarlo, sabiendo que su mano está ahí por si en verdad la necesitan.
  • Ámenlos incondicionalmente, y cuando los reprendan por algo, déjenles saber que desaprueban esa conducta, pero que de todas maneras los siguen amando.
  • Apóyenlos para realizar sus sueños, no los sueños de ustedes, porque es función de los padres ayudar a sus hijos a cumplir la misión para la cual están aquí.
  • ¡Nunca permitan que los maltraten!, porque esto viola las sagradas Leyes de la Jerarquía, les cierra las puertas a sus hijos y les hace la vida más díficil.
  • Y acéptenlos tal como son, porque lo más importante para un hijo es saberse aceptado, amado y aprobado por sus padres.

Deja de querer criar perfectamente, cría conscientemente!

 

Ser un padre o una madre consciente no quiere decir que seas una persona perfecta, en todo momento de buen humor y permisiva para evitar conflictos…

Ser un padre consciente no te absuelve de errorres, no te excenta de hacer cosas que no deseas para tus hijos.

La formúla perfecta para este mundo  es tan sólo una ilusión es algo que nosotros mismos creamos desde nuestra mente por temor al amor… y ya sabes lo que dicen de las espectativas… que no hay que tenerlas, ¡Deshazte de ellas!

En mi opinión para criar conscientemente es precisamente eso lo que debemos aprender…soltar las culpas,  aprender a elegir una y otra vez el amor… ¿Cómo reaccionas tu cuando al cometer un error alguén te juzga? Te pones a la defensiva, te ofendes ¿Y  porqué? Porque tienes miedo a ser juzgado… Sí elegimos el amor nos damos cuenta que somos libres,  que no pasa nada que si bien a los simples ojos un error es muy incómodo no determina la clase de persona que soy, ni mis habilidades en lo absoluto, un error es simplemente eso…Un error y punto, así sin puntos suspensivos, sin calificativos, sin juicios…

Intentemos no juzgar…hagamos un esfuerzo por salud mental,  desde niños crecemos con ese chip juzgandolo todo no es nuestra culpa ni la de nuestros padres, es simplemente algo que hemos aprendido y haciendonos conscientes de ello nos toca tomar iniciativa y comenzar a desaprenderlo.

Así como lo lees a Des-a-pren-der-lo! No todo lo que nos enseñaron nuestros padres es la verdad absoluta, así como no todo lo que le enseñaremos a nuestros hijos será la verdad absoluta…así que relajate y disfruta un poco la imperfección, que es mágica.

Nuestros hijos son almas tan libres y tan puras cuando nacen, a partir de que crecen los vamos límitando, poniendoles reglas sociales, diciedoles que no pueden, juzgandolos como malos sino dejan el pañal, sino recojen, sino hacen lo que mamá o papá dicen… los manipulamos constantemente a nuestro antojo y les enseñamos a juzgar, porque no es lo que les decimos lo que aprenden con más júbilo, es lo que ven lo que se impregna  en su insconsciente…

Y no lo digo para juzgarnos a tí ni a mí,  no estoy diciéndote que si manipulas para obtener algo de tu hija eres mala, estoy queriendo abrir los ojos contigo, por ti, por mí,  por nuestros niños…

Estamos eligiendo solamente a base del miedo y estamos ignorando al amor, quizá sea ese el problema con la crianza de hoy en dia, en donde creemos que darlo todo y no poner límites es amor… lo cierto es que toda relación para que sea sana requiere de límites, sino ¿Cómo van a aprender ellos a decir que no cuando algo no les apetece?.

Deja de apartar a tu hijo de tu rutina hábitual

 

En nuestra rutina habitual estamos muy contaminados,  tendemos a pensar que los niños nos estorban, que son una carga con la que estamos limitados, pensamos cosas como:”¡Estos niños me dejan cansadisíma, me sacan canas verdes!” Idealizamos la vida que sería de nosotros si fueran mayores, sí tan solo tuvieramos más tiempo para nosotros…

Yo también solía pensarlo, me acurruque con la cobija de mi zona de comfort y me quedé mucho tiempo recostada en mis excusas, “Esque no puedo, los niños aún son muy pequeños” Mi deber de madre “Super Héroe” me llamaba a estar disponible las 24 horas del día, soy tan indispensable y no puedo hacer nada más y así será hasta que crezcan pensaba…

¡Que equivocada estaba! Si algo he aprendido en el transcurso de este año es que el momento indicado para algo nunca llega, si nos la pasamos postergando nuestros ideales, nuestros anhelos solo porque aun no es el tiempo indicado, nos quedaremos esperando y postergando toda la vida…

Los niños no son una carga,  lo vemos desde el lado opuesto de la situación, porque en lugar de pensar que estorban al planchar, a hacer el quehacer, que nos estorban cuando queremos leer algo de interés, tendemos a actuar mal, pues no los incluimos en nuestra rutina, los apartamos desde el principio de nuestra vida y nuestras actividades en lugar de integrarlos.

¿Qué de malo tiene llevar a tu hijo de vez en vez a la oficina?, ¿Ponerle una peli mientras planchas la ropa y platicar con el mientras pasan los comerciales? ¿Tenemos que hacer todo el tiempo un programa especial para que se diviertan todo el tiempo? ¿Hay que dejar todo  lo importante realmente para cuando estén dormidos? Seguramente habrá cosas o situaciones en donde no los podamos incluír en nuestra rutina, más nosotros somos su guía y si escondemos lo mejor que sabemos hacer como seres humanos para cuando se duerman o no estén…

¿Cuándo van a aprender con el ejemplo?


¡DEJA DE APARTAR A TU HIJO DE TU RUTINA HABITUAL!, es parte de tí y merece ser incluído, ¡Haz lo mejor que puedas con los medios que tengas…será perfecto!

 

Juega, canta y haz tonterías mientras se preparan para la escuela.

empieza el día dando gracias, un alma agradecida va de mejor humor por el mundo.

10 minutos leyendo juntos, jugando a las Barbies o platicando son mejor que nada, todo es válido,

si te apetece ir a correr, a caminar o a pasear al perro no dejes a tu niño en casa enchufado a la tablet invitálo a pasear ya sea que se lleve el monopatín o la bici, estarán cogiendo aire fresco y aprendiendo a cuidar su bienestar fisico mutuamente.

CALIDAD NO CANTIDAD, lo que tus hijos  recordarán al final, no son los miles de juegos de mesa que tienen, sino las veces que te sentaste con ellos a jugar y a disfrutar juntos, dejando de lado las preocupaciones, el móvil y la rutina… despúes de esa media hora estarás como nueva para hacer la colada y quien sabe, quizá tu hijo te acompañe tambien a doblar ropa…

Nunca te sientas culpable por no tener suficiente tiempo o por no tener suficiente dinero, lo que logras día a día es parte de tu esfuerzo, no te menosprecies, lo estas haciendo de la mejor manera que tu yo actual te está brindando… la culpa es el peor enemigo de la paz. ¡Hechala pa’ fuera!

Abraza, abraza y vuelve a abrazar cada que te acuerdes a tu hijo de 10 años o a tu bebito de meses…no hay nada más reconfortante que un abrazo sincero, entre más contacto físico tenemos más amados nos sentimos, funcionamos mejor, no importa si te da pena o sino estas acostumbrado acuerdáte que la práctica hace al maestro, veras como tú y tus hijos se sentirán más completos…

Y por último acuerdate que MENOS es MÀS… ¿De qué le sirve a tu hijo visitar mil cursos extracurriculares, saber inglés y fránces si al final no es un ser humano alegre y compasivo?

Enseñale con el ejemplo a trabajar y a ganar sus propios logros.

¡Te deseo un muy buen inicio de semana! Estoy muy contenta de poder escribir por aquí de nuevo, sinceramente, extrañe bastante este espacio.

Un abrazo apretador.

Saber pelear en Familia

 

Stephanie Schneider, una escritora y periodista residente en Hannover nos cuenta en su libro consejero “Der kleine streitberater” cómo pelear o discutir en familia sin reprimir sentimientos de una manera armónica.

“Lo mejor de una pelea es ese sentimiento que se tiene después de discutir: Nuestra relación resiste eso y más”

En su pequeño libro la autora no nos da pasos mágicos para dejar de pelear, al contrario nos incita a hacerlo pero de una manera más inteligente, es inevitable que los niños discutan, pelen, hagan rabietas y sobretodo que demuestren de forma natural sus sentimientos, al evitar pelear o discutir no estamos haciendo  más que reprimir los sentimientos naturales que como seres humanos experimentamos.

A lo largo de los años y ganando un poco de experiencia he aprendido que el problema no está en sentir enojo, rabia o rencor, sino en pretender que no pasa nada y seguir como si nada, evitar expresar ese tipo de sentimientos a la larga provoca solo frustración y sensación de incomodidad, algo que Stephanie también deja muy claro en su libro.

La autora recalca algo muy importante: Debemos de saber invertir nuestras fuerzas en lo que realmente vale la pena y no sólo en las apariencias”

Hacernos la siguiente pregunta: ¿Vale la pena invertir mis fuerzas en discutir? O mejor hago una pausa, escucho y veo que pasa…

Los niños fuertes son los  niños que pelean, en el libro la autora nos recuerda lo maravilloso que es cuando los niños nacen, ellos gritan y lloran y la gente al rededor se alegra pues es un signo de estar vivo, entonces…  ¿Porqué los límitamos y les prohibimos este tipo de expresión cuando crecen?

La autora nos sugiere observar nuestras reacciones, nos motiva a invitar a los pequeños a pensar que es lo que realmente hay detrás del aparente problema, con la siguiente pregunta:

¿Qué puedo hacer en este momento para hacerte sentir mejor?

Cuando le damos vuelta a la página y reaccionamos diferente a como solemos hacerlo damos lugar a un momento de lucidez y tanto el que tiene un problema como el que escucha tienen la oportunidad de observar con calma, cuál es el factor que causa la molestia y que se puede hacer para lograr el bienestar inmediato de las dos partes.

Marshall B. Rosenberg en su libro en alemán “Gewaltfreie Kommunikation: eine sprache des lebens” nos explica que los conflictos o diferencias surgen a causa de necesidades no cumplidas, esto sucede porque muchas veces no sabemos pedir concretamente lo que necesitamos y si nosotros como adultos muchas veces no somos capaces de transmitir lo que necesitamos de una manera concreta y sin rodeos imagináte nuestros hijos…

Pelear no es algo negativo, pelear en familia tampoco lo es, simplemente debemos de aprender junto con nuestros hijos una nueva manera de pelear, tratando de observar lo que sentimos e indagando un poco en las necesidades que realmente se esconden detrás del resentimiento.

Y por último, algunos consejos concretos de Stephanie Schneider para resolver conflictos con mente y corazón:

  1. Hay veces que callarse y quedarse tranquilo es lo único que ayuda a que una pelea no escale.
  2. Quién busca pelea, busca consuelo. (amor, apapacho, empatía)
  3. Con la pregunta concreta: ¿Qué puedo hacer en este momento para hacerte sentir mejor? estamos transmitiendo comprensión y empatía por lo que el resentido tendra oportunidad de buscar dentro de sí lo que realmente le molesta.
  4. Una pausa en medio de la discusión ayuda a aclarar las ideas y enfriar la cabeza.
  5. Hay que tener en cuenta porque peleamos… ¿Para ganar o para ponernos de acuerdo en algo? No luchemos en contra sino para llegar a algo.
  6. Cuando los pequeños pelean entre hermanos, no les digas que se las arreglen entre ellos sino guialos y muestrales el camino de como pueden arreglar sus diferencias de una manera armónica.

La autora en su libro también da tips concretos para Mamás y Papás que compartiré con ustedes en el siguiente post. ¡Esperalo! Y si vives en hannover y sabes Alemán  no dudes en comprarte este librito tan simpático que será de gran ayuda para recordarte como (saber) pelear en familia.

 

 

 

Nombres de Bebes… ¿Porqué es importante que tu bebé no reciba un nombre que ya exista en la Familia?

 

Un nombre es un ícono singular que nos identifica de manera específica de las otras personas, esa característica peculiar, aunque no lo queramos  ayuda a definir nuestra personalidad y nuestro desenvolvimiento en la vida. Es cómo si decidieras que ponerte en un día, si te pones cómoda o elegante, sí te peinas o no, de una decisión depende el como se desenvolverá tu día, si te pones zapatillas de deporte quizá te apetezca practicar un deporte y si te vistes elegante quizá asistar a una fiesta importante… ¿Me voy explicando? Determinar como se llamará una persona será algo que lo acompañará toda la vida, es una decisión muy importante y  no debería  tomarse a la ligera.

Al pensar en todo aquello que me preocupaba como madre primeriza,  me es inevitable remontarme a esa época en la que creía que buscar un nombre se basaba solamente en que rimara con el apellido… ¡Cuánto hubiera dado por tener la mitad de conocimiento que tengo ahora! ¡La cantidad de cosas que me hubiera ahorrado! Pero bueno, también confió plenamente que todo tiene un poder Divino y lo creamos o no, el Universo tiene todo friamente calculado… ayudandonos a ver paso a paso, la perfeccioón en la “imperfección”.

Nacemos como seres únicos y especiales, no hay una sola persona en el mundo que sea identica en toda su escencia a nosotros, N-I-N-G-U-N-A, sin meterme de lleno en algo espiritual o místico,  esto es un echo que no se puede ignorar más hoy en día con la cantidad de información que abunda por doquier… así que ¿Porqué querer darle a tu bebé un nombre usado ya en el circulo familiar?

Los motivos son muchisimos, uno de los principales y el que encierra todo este tema es por tradición por querer honrar y demostrarle a la persona amada que la veneramos y es importante y que por ello nuestros hijos adoptan su nombre.

Se quiere conservar un nombre venerando a nuestros antecesores, pero hay muchas otras formas de rendir honor a nuestros seres amados, podemos hacerles un homenaje en vida, ofrecer una misa o ritual en agradecimiento a esa persona, entre otras muchas más posibilidades.

Comprendo que una tradición es algo muy arraigado, usamos el nombre de pila del abuelo porque es un nombre conocido, lo relacionamos cariñosamente como algo positivo, pero…

¿Será verdadaremente positivo?

En realidad no lo sabemos, lo que si sabemos es que podemos ayudar a timonear de una manera más armónica y amorosa  el  destino de nuestros hijos evitandoles cargas y energias innecesarias de nuestros ancestros.

Con métodos como la numerología o la bioneuroemoción podemos aprender mucho acerca de el verdadero significado del nombre y no solo la interpretación literal del mismo, ya que las características singulares y los gustos de una persona van más allá de su simple interpretación textual.

El nombre es uno de los primeros regalos que les hacemos a nuestros hijos, seamos conscientes y no tomemos a la ligera tan importante acontecimiento, recuerda que es como si fuera una tarjeta de presentación para toda la vida.

Y a ti… ¿Qué te inspiró para escoger el nombre de tus hijos? ¿Seguiste la tradición familiar o una corazonada que te pedía a gritos ese nombre específico?

 

El miedo en los niños y Arcángel Miguel

 

Ser un padre o madre consciente en mi punto de vista personal  incluye: respetar a tu hijo, escucharlo y tomar en cuenta lo que te dice y comprometerte con responsabilidad y amor a ayudarlo a lo largo de su camino. Y cuando digo respetar me refiero a ese acto de RESPETO que acepta que los miedos y deseos de tu hijo no son inventados o tonterías de un chiquillo, son cosas que le reclaman y le inquietan su alma.

El miedo es algo que todos los seres humanos vivimos, venimos a trabajar en contra de ello y a aprender a soltarlo para poder así vibrar en el amor, y no importa si eres ya un padre consciente o aún sigues siendo una madre dormida, el miedo es una sugerencia del ego para seguir autobloqueando nuestra ya bendecida y merecida vida.

En los niños el miedo se manifiesta de muchas formas, miedo a la oscuridad, a no dormir sólo, miedo a ir al baño, a que sus papás se vayan, entre otras cosas, te sugiero siempre actuar de forma prudente y creer y tomar en cuenta lo que tu hijo te dice pues lo creas o no ellos son mucho más sensibles y sabios que nosotros y  por ende puede que estén teniendo acceso a dimensiones que tu quizás ya olvidaste que conocías… con amor, y mucha paciencia podemos enseñarle al niño que el miedo se puede quitar con refuerzo y amor y para eso independientemente de la religión que profeces te puede ayudar Arcángel Miguel.

 

Los Ángeles son seres de luz que nos han acompañado a los humanos en nuestro andar por la tierra desde siempre, no tienen religión pero tampoco tienen ego y por su sabiduría divina y nuestro libre albeldrío están dispuestos a ayudarnos si así se los pedimos.

Si queremos niños seguros, con determinación y sin miedo, niños más conscientes y amorosos conectados con lo más profundo de su ser, debemos inculcarles a pedir a sus ángeles, pues ellos están dispuestos a guiarlos y a cuidarlos una vez que así lo decidamos.

Más tenemos que llamarlos porque estos seres de luz no actuan sino los invocamos.

En el libro “una vida con Ángeles” de Tania Karam, la autora nos comparte una nueva oración para antes de dormir dirigida especialmente a los niños, es aún más poderosa y esta más adaptada a esta nueva epoca del despertar que la oración ordinaria al Ángel de la guarda.

Arcángel Miguel siendo experto en salvarnos del peligro y del miedo es el aclamado en esta oración aunque tambien incluye a los ángeles de la guarda en sí.

La comparto con mucho amor contigo, no es simplemente para que te la aprendas de memoria y la repitas sino para que la sientas y la vibres con tu peque, ya verás como poco a poco tu niño comenzará a dormir más tranquilo por las noches y estará más satisfecho.

¡Haz la prueba! ¡No pierdes nada! Imprimela y manos a la obra.

 

Esta noche te pido poderoso Arcángel Miguel que te quedes en este cuarto haciéndome compañía, que quites mi miedo y que dejes a un ángel protector en cada esquina de mi cama.

Acepto que los ángeles me protejan mientras duermo. Arcángel Miguel te pido que cuides a mis papás, a mis hermanos,  (, aquí puedes agregar seres queridos o mascotas si quieres) la entrada de mi cuarto y de mi casa.

Asi sea, así ya es. (o simplemente Amén.)

 

 

 

 

Dejar de gritarles a mis hijos

 

 

Con el fin de acercarnos más a nuestros hijos y fomentar la convivencia en familia le preguntamos a mi hija mayor: ¿Qué es lo que haría si ella fuera mamá o papá?…

Ella muy sincera y (lo agradezco de verdad) entre otras cosas escribió…

“Si fuera mamá no gritaría tanto”…

me quedé helada… es verdad, estoy sobre saturada, la presión de las tareas cotidianas, las peleas entre los hermanos, las desveladas, las desmañanadas, las actividades extra curriculares de los niños y toda esa gama de actividades contribuye a lo que les cuento de hace tiempo… ¡Qué estoy exhausta!

No es un llamado mártir, no me quejó, no voy pregonando por ahí que tengo tres hijos y que es pesado… sin embargo y aunque no lo diga,  lo es… cuando la gente me pregunta que como le hago ni yo misma se de donde me salen las fuerzas cuando quisiera quedarme en mi cama una semana entera descansando y haciendo nada… es imposible, tengo familia, hijos que criar que están siguiendo mi ejemplo día a día, lo quiera o no eso es un hecho factible…

Si ya se soy una maniática apresurada, todo tiene que estar en orden, la casa perfecta, los niños muy aseados, las tareas excelentemente bien trabajadas, pero la realidad es que esas metas no son alcanzables, porque vuelvo a lo mismo… alcanzar todas esas metas (banales que no se porque traemos ese chip de toda la vida y es tan difícil de desprenderlo) indicarían que estamos traicionando la naturaleza de nuestros hijos, de poder experimentar y equivocarse, de poder ser libres y poder ser simplemente niños… ¿Ya lo habías pensado de esa manera?

La verdad es que ni todo el cansancio del mundo, ni la sobresaturación que se tenga justifican el gritar y mucho menos a los pequeños… si,  una grita porque explota, porque se desespera, porque despiertan al bebé cuando necesita descansar,  tenemos muchos motivos y si es de humanos volvernos locos, lo que no se vale es llevarnos a nuestros semejantes de encuentro…descargar nuestra ira y lastimar a los que amamos.

Algo que me ayuda muchas veces es lo que alguna vez les conté:  ese truco de regañar a los niños haciendo de cuenta que un  amigo tuyo te esta observando al regañar a sus hijos… funciona muy bien para no perder la cordura ni los estribos, nos equivocamos, gritamos, explotamos, pero curiosamente nos sabemos controlar a la presencia de desconocidos, o de personas con las que no tenemos mucha confianza…

Es amargo darse cuenta que uno se ha convertido en lo que nunca quiso ser, terminar el día decepcionados porque no podemos controlar nuestros impulsos, pero es importante saber que NO somos los únicos pasando por ese proceso.

Es por eso que decidí hace ya algunos meses DEJAR DE GRITARLES A MIS HIJOS, encontré historias parecidas a la mía, con mamás exhaustas, cansadas y sobretodo que querían evitar a toda costa seguir dañando a sus hijos emocionalmente, encontré muchas y descubrí que no estoy sola en esto… me sentí mejor, me sentí otra ves vulnerable pero más consciente que tengo que hacer algo para cambiarlo YA.

Ya llevo un año practicando este método descubierto por una mamá normal como tu y como yo… obviamente  he tenido que empezar una y otra vez, la Blogera Sheila McCraight, con su blog y su libro nos inspira a tratar de intentarlo no importa las veces que sean… el “Rinoceronte Naranja” es un reto ya muy famoso en estados unidos, tiene hasta una App para el móvil en dónde puedes ser amable contigo y volverlo a intentar las veces que sea necesario,  si en medio del camino pierdes los estribos (como me ha pasado más de una ves) es alentador saber que no estás solo en esto de la gritadera, que no eres anormal o mal padre por perder los estribos… simplemente eres humano… pero eso no significa para nada que las cosas se tengan que quedar así y que sea aceptable seguir gritando cada vez que nos volvamos locos.

Así que si tus hijos están en una edad rebelde y te cuesta controlarte, te invito a que leas el Blog del rinoceronte naranja, el libro o te bajes la App, ya verás que en menos de lo que pienses estarás explicando más y gritando menos a los tuyos… ¿Te atreves a formar parte del reto?

¡Por una crianza más consciente!

Conecta con tus hijos a través de tu niño interior

 

 

 

Siempre he pensado que prevenir es mejor que lamentar, de hecho soy una mamá precavida siempre que puedo, y si bien es cierto que no puedo ahorrarle ciertos procesos de crecimiento a mis hijos sé, que sin embargo los puedo ayudar y guiar de la manera más amorosa posible a que elijan y aprendan de sus errores en torno.

Hace unos días haciendo una meditación guiada en youtube me quedé pensando en lo siguiente:

podemos conectar con nuestros hijos aún más sanando nuestro niño interior, pues al meditar y regresar al pasado nos ponemos en el lugar de nuestros pequeños aumentando así la empatía y la comprensión hacia ellos.

 

Ya lo dijeron los Beatles en aquel momento, “All you need is love”  ¡Y qué frase tan cierta! Se menosprecia por ser algo trillada pero si miramos más allá de la superficie nos daremos cuenta que la respuesta está ahí… en el AMOR.

¿Te has puesto a pensar como reacciona un niño cuando le gritas y como reacciona cuando le hablas con cariño y le pides que se calme y te cuente? ¡De una manera muy distinta! ¿No es así?, la clave está en cómo dices o pides las cosas, si le hace daño tu impaciencia o si le alivia tu comprensión. 

A lo que voy es, que en esta meditación guiada, recordamos y abrazamos a nuestro pequeño en su infancia, recordamos sus temores, sus miedos y comprendemos cuanto es que le hace falta un simple abrazo, que le tomen de la mano, que le digan que lo aman y que todo irá bien, ningún juguete o película  pueden llenar esos vacíos …

Criar conscientemente es una responsabilidad grande, más cuando conoces el poder del refuerzo positivo, sin explicaciones largas y tediosas, aprender a relajarnos cuando hace falta para poder mostrar límites sin ser abusivos, siempre con amor.

Y Claro que alguna que otra vez perderemos la paciencia, somos humanos, errar es parte de nuestra naturaleza, lo importante es saber que después de hacer sentir mal a nuestros hijos por un mal día en el trabajo, siempre podemos regresar a ellos y mostrarles nuestro amor infinito, pedir perdón, tomarlos de la mano, escucharlos… eso es ya una gran diferencia.

Ahora Sí Papá o Mamá que llegaste hasta aquí si ya me estás leyendo te invito a que busques 20 minutos para ti, en donde te sientes cómodo con la espalda erguida y las manos sueltas con las palmas hacia arriba, dale click a la siguiente meditación y prepárate a  encontrarte de nuevo con un niño maravilloso, estoy segura que después de que hagas esta meditación no verás con los mismos ojos a tus hijos, ¡Adelante! ¡Atrévete!  Dale click abajo y cierra tus ojos…

Me alegrará leer tus comentarios!

Sanción del Niño interno- Susana Majul

Mi hijo no comparte sus juguetes

 

está bien sino le apetece compartir con extraños no tiene que hacerlo
Mi hijo no presta sus juguetes

 

Hoy por la mañana leí un articulo muy polémico en donde una madre explicaba su sentir al ver a su hijo siendo abordado por niños extraños en el parque pidiéndole sus juguetes.

En este mundo de apariencias en donde ocultamos nuestras verdaderas emociones para quedar bien este problema es muy típico, pues decimos que sí cuando en realidad muchas de las veces preferiríamos decir que no. Algo similar a lo que te comentaba en el post de los niños mentirosos. 

De acuerdo a este artículo de una revista online española, esta madre había sido juzgada y sentenciada por dejar que su hijo decidiera NO PRESTAR SUS JUGUETES, si es que así lo sentía.

El resultado es muy lógico, es cierto que tu hijo pequeño deba aprender a compartir, pero también es cierto y para mi gusto mucho más importante que tu hijo aprenda desde pequeño a poner límites, que está bien para el y que no, ¿Con qué se siente a gusto? y ¿Con qué se siente incómodo?

¿Tú no andas por la vida prestando tu coche nuevo o tu celular a un montón de adultos ansiosos e interesados que son totalmente extraños por el hecho de que estos desean tus posesiones o sí?

¿Qué adulto hace eso?… entonces por que exigimos a nuestros pequeños compartir si no lo desean… ellos tienen derecho  a decir NO, ¡Con eso basta! Tampoco es necesario que den explicaciones de sus decisiones, están aprendiendo a poner límites, a diferenciar sus emociones.

“siempre puedes decir no, si así lo quieres” decía la madre en el artículo;

Frase que aplaudo y que apoyo lejos de sentirme superior a los demás, lejos de señalar a otros padres que no comparten este punto de vista… pues para mí es muy importante que mis hijos no se dejen llevar por el que dirán, que sean ellos mismos sin temor a ser juzgados si no comparten sus juguetes, sino lo desean,  que aprendan que: “lo que otros piensan de mí no define lo que yo soy en lo absoluto”.

Puedo tener un niño educado y compartido que no comparte sus juguetes en este momento porque no le apetece  y eso también esta bien. 

Al final, cada cabeza es un mundo y algunos pensaran que el niño mal educado es el que no comparte sus juguetes en el parque con extraños, otros pensarán que el niño tirano es aquel que no respeta la decisión de otros de no compartir sus cosas y obligarlos por las malas a compartir algo que no quieren.

La crianza consciente  no se trata de decir que está bien ni que está absolutamente mal, se trata de mostrarle al niño sus opciones y darle a escoger y también explicarle que toda acción tiene una consecuencia aveces favorable otras veces no tanto pero nada es o blanco o negro.

!Dejémos de catalogar las cosas como tal! !La vida te da muchísimas opciones con infinidad de matices! ¿Porqué conformarnos tan solamente con el blanco y el negro?

La autora Rosa Barocio, en su libro ” Disciplina con amor”, nos comenta lo siguiente:

“Podemos opinar y sugerir cuando nos piden consejo, pero después hay que retirarnos para permitir que escojan y decidan con libertad”

Esto mismo hizo la madre del articulo en torno, preguntar a su hijo su sentir, hablarlo con el y dejarle la última palabra, respetando la identidad e integridad del niño sin más.

¿y tú? ¿ Eres de las mamás que dejan que sus hijos compartan a fuerza sus juguetes cuando no quieren o eres de los papás que respetan el sentir y las emociones de tus hijos por sobre el que dirán?

Si te interesa,  a continuación te comparto el link del articulo en disputa: “Mi hijo no tiene que compartir sus juguetes con el tuyo”

 

 

¿Qué es Nantli? Crianza Consciente

 

crianza consciente
Nantli: Madre

 

La palabra Nantli proviene del Náhuatl, una lengua nativa proveniente de México y su significado es: Madre.

¿Porque Nantli?  Porque me sentí en la necesidad de volver a mis raíces, uno solo sabe hacia donde va si sabe claramente de dónde proviene, y es por eso que decidí guiarme por mis orígenes, continuando un camino que emprendí hace un año y medio con mi antiguo blog Mami auf Deutsch.

Back to the Roots” es el lema que me inspira a seguir leyendo, investigando y sobretodo escribiendo para ti y para mi, porque yo aprendo todos los días algo nuevo en el tema “Crianza Consciente” el que escriba en este espacio, no significa que sea una mamá perfecta, que tenga mucha paciencia o que me las sepa de todas todas, simplemente me gusta aprender del tema, conocer a fondo las necesidades de nuestros pequeños, tomarlos más en cuenta,  sin  minimizarlos ni señalarlos por cualquier error por mínimo que sea, créeme me costo mucho entender que no son “mini-adultos razonables y perfectos”, aun a veces me es difícil, lo importante es no quitar el dedo del renglón y seguir ahí apoyándolos y amándolos. Lo demás, créeme, se da con el tiempo.

Hay mujeres que deciden hacer carrera, que deciden viajar por el mundo y experimentar nuevas culturas, hay mujeres que necesitan sentir la libertad para sentirse vivas, hay mujeres que les gusta estar en casa, otras que disfrutan la rumba y las fiestas y estoy yo, entre ellas, no mas no menos, descubriendo mi andar, y dándome cuenta que  primero que nada soy Madre, no por obligación sino porque desde el más profundo anhelo del interior de  mi cuerpo lo siento así, no significa que no sea  una mujer emprendedora, ni de negocios, no significa que no disfrute salir con mis amigas a tomar una buena copa de vino acompañada de pláticas maravillosas de gente adulta y de risas sinceras de esas que te hacen doler la barriga, solamente significa que  antes que todo eso lindo que la vida tiene para mí está el  ser Madre.

Quizá motivada porque vivo en un país en el que es usual mudarse a vivir solo a determinada edad, y es por eso que soy Mamá ante todo y sobretodo,  por convicción , lejos de la obligación mientras me dure, mientras disfrute, soy cuidadosa de mi poder sobre mis hijos y reconozco mi responsabilidad por brindarles una vida mas consciente.

Siento como parte de mi Misión apoyarme de la mano de padres y madres que quieran dejar niños inteligentes en este mundo, y no hablo de la inteligencia que se enseña en los colegios, hablo de la Inteligencia Emocional que tanta falta nos hace, soy firme creyente que podríamos evitar muchos caminos dolorosos a nuestros pequeños si les guiásemos con la base de todo: El amor.

La Inteligencia Emocional,  conlleva una base sólida en donde le enseñamos a nuestros hijos a ser empáticos, a no exigirse demasiado a permitirse errar y después con toda calma enmendar esos errores, a permitirse sentir emociones, y aprender a nombrarlas y manejarlas, a llamar a cada sentimiento por su nombre real sin temor a ser señalado pues sentir es sinónimo de estar vivo… en fin tenemos toda una vida para aprender …¿Porqué negarles a nuestros niños ese gran don de aprender de los errores desde pequeños?…

Tomando en cuenta  que muchos de sus pesares no se los podremos ahorrar a lo largo de su vida, más sin embargo estoy segura que dándoles las bases necesarias, la guía adecuada,  ellos saldrán airosos y empoderados de cada batalla, sin temor, con mucho más autoestima y mucho más decididos. Creo fielmente que si invertimos hoy en una infancia emocionalmente inteligente evitaremos en el futuro muchas terapias, libros y caminos sin rumbo ni  respuesta.

Si aun no sabes muy bien que es inteligencia emocional te invito a conocer 10 Estrategias para educar a los niños en inteligencia emocional que escribió Valeria Sabater, Psicóloga y escritora.

 

Si haz llegado hasta aquí te agradezco tu atención y bienvenido a un mundo de Crianza Consciente!

Scroll To Top