Nantli Karely

Necesito ya un respiro de la Familia y los niños…

 

Estoy cansada, exhausta para ser exactos, todo el tiempo con cosas pendientes, corriendo con citas de un lado al otro, haciendo almuerzos, cenas, meriendas para los niños, comprando zapatillas de deporte nuevas porque las “viejas” aunque tiene tres meses ya son demasiado pequeñas, estoy cansada de sentarme a leer un libro y tener que pararme enseguida a buscar cuadernos de mate perdidos, un yogurt al frigorifico o algún juguete que por extraña razón a la simple viste de un niño está desaparecido… y si bien en mi post anterior te hablaba de incluír a los niños en la rutina diaria también es muy necesario darse un espacio y hacer cosas sólo para uno mismo.

Estando agotadísima decidí de vez en vez hacer cosas lejos de la rutina, de las prisas, la gente ni se imagina lo que es estar todo el día corriendo, llegando ligeramente impuntual a todos lados, comiendo en el coche y siempre a prisa, para al final del día darte cuenta que al día siguiente será igual de exhausto, con más citas, con más mensajes sin contestar que quedarán en la mente…

Por eso decidí darme ese lujo, salir con amigas, darme un respiro, sin culpas, sin excusas tan sólo porque sí, porque soy yo y porque antes de ser Madre y Esposa soy Mujer, y me quiero y si me quiero no basta con saberlo, me lo demuestro…

Me voy cada fin de semana o dos a comprar al super sin prisas, a leer las etiquetas detenidamente porque me interesa cuanta azúcar estamos realmente consumiendo, me voy a pasear al perro no solo rápido para que haga sus necesidades en menos de 15 minutos, me voy al bosque a oler el suelo humedo y escuchar la suave brisa que me brindan los arboles al ir caminando conscientemente, en el aquí y ahora, no hay niños, ni marido, ni citas… estoy yo y el bosque…

¡Qúe delicia! ¡Me encanta disfrutarnos solos, sin apuros!

Cuando mis amigas me invitan a una copa por lo regular no tengo ganas, me siento cansada y quiero mi cama, pero de vez en cuando cedo, pues se que será una velada linda y llena de risas, me lo permito sin culpa y sin exceso…

Ufff un respiro, me hace tan bien, despúes de eso, ya no grito porque se cae el zumo, porque se manchan la blusa o porque me dan un golpe en la pierna corriendo brusco, tan sólo ihnalo profundo  y pienso… ¡Qué bien que me he dado un respiro!

Para darte un respiro simplemente puedes:

  • dejar las prisas por un momento y hacer lo que sea que estés haciendo conscientemente sin pensar en nada más
  • salir con amigas a tomar un café o una copa de vino, da igual lo importante es disfrutar la compañia adulta
  • hacer deporte
  • hacerte uncambio de look
  • tomarte un  spa a solas
  • leer un buen libro

¿Crees que es posible darse un respiro como padre de familia sin culpas? ¿Qué opinas al respecto?

Vacaciones en Familia

 

Ya estamos a mitad de Julio y el mundo entero está de vacaiones, por lo menos eso parece en las calles, playas, carreteras, en los lugares públicos y demás…

Algo muy importante a la hora de vacacionar en familia, con niños pequenos es la premiza:

MENOS ES MAS

Sé que hay uno y mil consejos para vacacionar en familia, los que te doy yo son muy básicos y con el fin de disfrutar y relajarte y no de estresarte por cosas que al final no son importantes…

Yo se que estáras tentado a empacar hasta el molcajete, los por si llueve, por si hace frio, por si no hay donde lavar… créeme lo he vivido en carne propia, pero también te puedo asegurar que para bien o para mal he aprendido de esa premisa, por más que pueda llover o hacer mal tiempo, no vas a utilizar absolutamente todo lo que estás tramando llevar para las vacaciones en familia… al final siempre empacamos  cosas que nunca necesitamos, literal quiítale peso a la maleta!

Así que relajáte bajalé dos rayitas y ponte desde ya en modo disfrutar, pues los niños tienen otra visión completamente diferente a las de nosotros los mayores, ellos por lo regular solo quieren pasar tiempo con sus padres y disfrutar de la familia…

No te límites en nada!   si tu bolsillo es pequeno busca en internet opciones que no requieran de tanto dinero en tu lugar de destino,la diversión puede costar o no, informate bien,  hoy en día nos podemos enterar de casi todo en internet. Puedes hacer un día de campo en la playa, en el rio, en algún parque y  comprar fruta y verdura fresca de la region, y/o lo que acostumbren comer por ahi, sera toda una experiencia conocer las tradiciones y comidas del lugar  que visitas. Además de nutrirte y comer cosas frescas y muy probablemente deliciosas.

Recuerda, si llenas tus maletas de ropa y cosas de casa no esperes poder cargar y comprar  más cosas del sitio a donde vás, así que reserva un poco de lugar para los suvenirs ya sean pocos o muchos, estarás agradecido…

Límitate a un libro, si yo se que es muy tentador pensar que en las vacaciones tendrás el tiempo suficiente para leer esos 5 libros pendientes que te quedan… yo que soy fánatica empedernida de los libros y con niños pequenos te puedo asegurar que si en las vacaciones dejas un libro a la mitad tu hábito de lectura ha sido todo un éxito! Aún y cuando tú y tu pareja se repartan para cuidar a los peques creeéme en verdad es toda una odisea poder leer y estar todo el tiempo al pendiente de tus nenes…acuerdáte menos es más…

Estoy casi segura que hoy en día encuentras lavanderías por todos lados, si estás viajando en familia y viajan más de una semana, seguro necesitarás lavar, asegurate de buscar lavanderías por el sitio en donde viajas antes de partir, tomando en cuenta el precio por máquina y la distancia a tu lugar de residencia en las vacaciones, así evitarás llevar ropa de más…y gastos no contemplados.

y por último… Vive el momento… porfa no les ensenes a tus hijos a ir a los lugares solo a tomar fotos para poder decir que fueron a tal lugar, aprende a disfrutarlo, a vivirlo a palpar esa gran felicidad de llegar hasta ese punto, tomando en cuenta los kilómetros que te separan de casa, las circunstancias en las que estás viviendo tu viaje… todo es perfecto y si aprendes a disfrutar lo que estás viviendo, día a día, tus vacaciones serán espectaculares, no importa los sitios que visitaste o que dejaste de ver…

Agradece la brisa del mar, la lluvia, el calor insoportable, las calles llenas de baches, los paisajes verdes o llenos de edificios, agradecelos y vivelos, eso sin duda alguna será un punto a tu favor en las siguientes vacaciones…

Peleas entre hermanos

 

 

Todo padre de familia con más de un hijo conoce ese sentimiento de impotencia, de querer que sus hijos se lleven bien y no poder evitar que se pelen a cada rato, ese cansancio inmimente al estar escuchando una y otra vez las mismas discusiones y reproches entre sus hijos, gritos, peleas, e incluso hasta golpes…

La convivencia diara, los celos, la competencia entre hermanos son factores que contribuyen a las peleas entre ellos,  pero ¿Qué podemos hacer para que esto no nos robe la paz y poder convertir nuestra rutina en momentos mas llevaderos?

Antes que nada debemos de tener en cuenta como padres de familia inculcarles estas tres premisas a nuestros hijos que Stephanie Schneider nos comparte en su libro “Der kleine Streitberater” , antes ya comentado en mi post anterior  saber pelear en familia.

1. Se puede pelear entre hermanos. Siendo sinceros a veces los padres no tenemos paciencia, y la verdad no es necesario que cada vez que se pelen nosotros alcemos la voz o los amenacemos con quitarles sus cosas favoritas. Hay veces que dejarles su espacio ayuda más que un regaño.

2. No se inventó a los hermanos menores para que los hermanos mayores tuvieran a alguien con quien desquitar y pulir su Ego.

3. El hermano mayor puede pensar o sentir acerca de la situasión como quiera pero no es necesario que lo diga en todo momento.  ¿A qué se refiere esto? Pues que es típico de los hermanos luchar entre ellos y aunque esto es normal e invevitable ninguno de ellos necesita que le estén diciendo cosas negativas todo el tiempo como “eres un tonto”, “vete de aquí, me molestas” aún y cuando esas cosas sean ciertas, sólo es  cuestión de respeto y de  como tratemos al otro si de una manera amable o prepotente.

Otra cosa que ayuda a que los confictos no se salgan de control es arbitrar la situación, obviamente sin tomar partido alguno y dejando a cada niño hablar y expresar su sentir sin que sea interrumpido, tratar de no meterse de lleno y mantenerse al margen simplemente guiandoles y orientandoles para que ellos mismos puedan resolver el conflicto entre ellos, siempre que se pueda con apoyo ya que sin guia, los niños tienden a resolver a base de golpes o con violencia verbal.

Es importante dar sugerencias que los ayuden a ponerse de acuerdo, preguntar cual es el conflicto y escuchar ambas partes, esperar el momento indicado y no buscar siempre un culpable, pues en la mayoria de las ocasiones el conflicto es parte de un mal entendido entre niños, de no saber expresar lo que uno quiere o no quiere y de no saber escuchar con antención lo que el otro necesita.

¿Estos tips te parecen aplicables al día a día? ¿Te gustaron? No dudes en hacermelo saber, que me escribas y me des tu punto de vista a favor o en contra me motiva a seguir escribiendo más.

Saber pelear en Familia

 

Stephanie Schneider, una escritora y periodista residente en Hannover nos cuenta en su libro consejero “Der kleine streitberater” cómo pelear o discutir en familia sin reprimir sentimientos de una manera armónica.

“Lo mejor de una pelea es ese sentimiento que se tiene después de discutir: Nuestra relación resiste eso y más”

En su pequeño libro la autora no nos da pasos mágicos para dejar de pelear, al contrario nos incita a hacerlo pero de una manera más inteligente, es inevitable que los niños discutan, pelen, hagan rabietas y sobretodo que demuestren de forma natural sus sentimientos, al evitar pelear o discutir no estamos haciendo  más que reprimir los sentimientos naturales que como seres humanos experimentamos.

A lo largo de los años y ganando un poco de experiencia he aprendido que el problema no está en sentir enojo, rabia o rencor, sino en pretender que no pasa nada y seguir como si nada, evitar expresar ese tipo de sentimientos a la larga provoca solo frustración y sensación de incomodidad, algo que Stephanie también deja muy claro en su libro.

La autora recalca algo muy importante: Debemos de saber invertir nuestras fuerzas en lo que realmente vale la pena y no sólo en las apariencias”

Hacernos la siguiente pregunta: ¿Vale la pena invertir mis fuerzas en discutir? O mejor hago una pausa, escucho y veo que pasa…

Los niños fuertes son los  niños que pelean, en el libro la autora nos recuerda lo maravilloso que es cuando los niños nacen, ellos gritan y lloran y la gente al rededor se alegra pues es un signo de estar vivo, entonces…  ¿Porqué los límitamos y les prohibimos este tipo de expresión cuando crecen?

La autora nos sugiere observar nuestras reacciones, nos motiva a invitar a los pequeños a pensar que es lo que realmente hay detrás del aparente problema, con la siguiente pregunta:

¿Qué puedo hacer en este momento para hacerte sentir mejor?

Cuando le damos vuelta a la página y reaccionamos diferente a como solemos hacerlo damos lugar a un momento de lucidez y tanto el que tiene un problema como el que escucha tienen la oportunidad de observar con calma, cuál es el factor que causa la molestia y que se puede hacer para lograr el bienestar inmediato de las dos partes.

Marshall B. Rosenberg en su libro en alemán “Gewaltfreie Kommunikation: eine sprache des lebens” nos explica que los conflictos o diferencias surgen a causa de necesidades no cumplidas, esto sucede porque muchas veces no sabemos pedir concretamente lo que necesitamos y si nosotros como adultos muchas veces no somos capaces de transmitir lo que necesitamos de una manera concreta y sin rodeos imagináte nuestros hijos…

Pelear no es algo negativo, pelear en familia tampoco lo es, simplemente debemos de aprender junto con nuestros hijos una nueva manera de pelear, tratando de observar lo que sentimos e indagando un poco en las necesidades que realmente se esconden detrás del resentimiento.

Y por último, algunos consejos concretos de Stephanie Schneider para resolver conflictos con mente y corazón:

  1. Hay veces que callarse y quedarse tranquilo es lo único que ayuda a que una pelea no escale.
  2. Quién busca pelea, busca consuelo. (amor, apapacho, empatía)
  3. Con la pregunta concreta: ¿Qué puedo hacer en este momento para hacerte sentir mejor? estamos transmitiendo comprensión y empatía por lo que el resentido tendra oportunidad de buscar dentro de sí lo que realmente le molesta.
  4. Una pausa en medio de la discusión ayuda a aclarar las ideas y enfriar la cabeza.
  5. Hay que tener en cuenta porque peleamos… ¿Para ganar o para ponernos de acuerdo en algo? No luchemos en contra sino para llegar a algo.
  6. Cuando los pequeños pelean entre hermanos, no les digas que se las arreglen entre ellos sino guialos y muestrales el camino de como pueden arreglar sus diferencias de una manera armónica.

La autora en su libro también da tips concretos para Mamás y Papás que compartiré con ustedes en el siguiente post. ¡Esperalo! Y si vives en hannover y sabes Alemán  no dudes en comprarte este librito tan simpático que será de gran ayuda para recordarte como (saber) pelear en familia.

 

 

 

Ir de compras con tus hijos

 

No hay nada más valiente para una madre que querer ir de compras sola con sus tres hijos, yo por supuesto una mamá muuuuuuy valiente creí que sería la expepcion y creí estar preparada para tal aventura! y la verdad es que no…

Quise pasar por alto que los niños son pequeñas criaturas que tienen la habilidad de agobiarte y hacerte sentir exhausta en menos de 2 minutos, y que  por alguna extraña razón tienen la capacidad de chuparse todas tus energías en un dos por tres y más aún si te has propuesto una actividad en especial.

Pareciera que su única misión en ese momento es impedir que tú, como persona individual realices lo que sea que tengas que hacer y que creas importante para ti. 

Queremos ignorar que desde el momento en que nuestro primer hijo llega al mundo ya no somos una persona individual, nos convertimos en esclavas amorosas y de buen humor las 24 horas del día…al menos eso esperamos nosotras mismas y la sociedad en general, las mamás actuales tan perfectas como en las Pelis de la tele.

Retomando el tema, hace unas semanas me sentía la mamá mas valiente y mis hijos necesitaban cada cual  cosas diferentes y ya que las dos mayores estaban de vacaciones y su papá tenía que trabajar decidí lanzarme a la aventura yo sola, “total”, pensé; “son mis hijos ¿Qué cosa puede pasar?, vamos a ir por cosas que además ellos necesitan”

 

Con lo que no contaba era que mis dos hijos más pequeños  no estaban en sintonía con las cosas que quería realizar aquel día.  A la del medio se le olvidó su tan amado y fiel chupete, ese que necesita a cada minuto del día porque es sumamente necesario para ella,  sin contar que tenía apenas semana y media de haber dejado el pañal…bueeeeno, !Aquello fue la locura!

A partir de los primeros 5 minutos de camino en el coche comenzó el caos, tal vez era una señal que no vi para regresarme camino a mi cómoda casa a pasarlo bien con mis tres pequeños, en lugar de ello emprendí mi viaje, mi aventura… fue tan agotador debido a  que los niños tenían necesidades a todo momento, ir al baño, comer, dormir, cambio de pañales, aburrimiento, estaban cansados, tenían sed,  etc., ese día sólo compre una blusa en rebajas para mi hija mayor, mis hijos comieron (porque yo ni  tiempo tuve de tomarme un café tranquila) y de regreso a casa, a escuchar 25 minutos de llantos y gritos porque a la pequeña se le había olvidado su chupete y mamá no traía repuesto. ¡Pero que osadía la mía pensar que sobreviviría una tarde entera sin su chupón! ¡No cabe duda que muchas veces sigo siendo tan ingenua como siempre! 

 

¿Cómo fue que sobreviví ese día?  Fue mi día de suerte, mi Esposo salió de trabajar temprano (lo que nunca en la vida) a Él,  tan sólo le basto con ver mi cara agotada y me relevó enseguida atendiendo y distrayendo a los pequeños, sólo así pude coger aire y tomar una tranquila y merecida siesta.

Y sí, si es agotador salir con tus hijos sola algún lado, mas aún si es necesario, pero no es imposible, si a tí como a mí se te dificulta hacer actividades porque no tienes con quien dejar a tus hijos aquí te dejo:


 5 consejos que te ayudarán a que tus compras con tus peques sean más llevaderas.

  1. Prepara lo que necesitas un día antes si te es posible. (biberones, pañales, chupetes de repuesto en la pañalera, botes de agua para el camino, los niños siempre tienen sed) así no olvidarás nada.
  2. Si puedes hacer tus compras cómodamente por internet no dudes en hacerlo, pagar el franqueo no es nada si lo comparas con el estrés que te puedes evitar.
  3. si no hay otra opción y tienes que ir a la tienda personalmente, revisa igualmente en internet si a la tienda a la que vas tiene estacionamiento o no, o si queda cerca de la parada del metro o autobús todo esto evitara que te demores de más y que tus hijos no se aburran y comiencen a hacer travesuras o estar cansados a la hora de la compra.
  4. Date tiempo también para disfrutar, queda con ellos que si se portan bien al final de las compras pueden comer juntos un helado o disfrutar un momento en la sala de juegos.
  5. ¡Calma! tomate tu tiempo y no quieras hacer las cosas a horario estricto, recuerda que con los niños los imprevistos siempre son parte del día a día. Así que planea tiempo de sobra.

Espero te hayan servido estos consejos y se tan valiente como yo y manos a la obra! 

 

¡Qué Mamá preparada vale oro! 

Mandalas y su importancia para los niños

foto de pixabay

 

 

 

 

Las Mandalas son mucho más que un poco de entretenimiento para tus hijos, más allá de solo pasar el tiempo pintando un momento les ayuda a relajarse y a abrir un poco mas su mente a las sorpresas y lo inesperado.

Una Mandala sirve para relajarse, conectar y enfocar, ayuda a desarrollar la creatividad, la imaginación, la atención y el silencio, además fomenta la armonía visual y la combinación de colores,  formas y detalles de acuerdo a la Psicóloga  y Coach Pamela Pulido

Las Mandalas tienen su origen en  India y su significado está en Sánscrito (un idioma hindú que se practica en los rituales hindúes para hacer himnos y mantras ya que es una lengua ceremonial.) y es el equivalente a “Circulo o Rueda“,  dependiendo del contexto y la cultura ( hinduista o budista) va cambiando su significado, regularmente  es un circulo que esta  formado  armónicamente aunque no necesariamente, la armonía de los patrones tiene mucho que ver para que este  sea catalogado como un Mandala.

La revista Exploradores de luz nos explica a profundidad y a detalle que son las Mandalas y cuales son sus beneficios.

Entre los más destacados están:

  • la liberación del estrés
  • alto desarrollo de la creatividad
  • conectar consigo mismo (algo muy importante para todos nosotros hoy en día)
  • reducción de angustia y ansiedad
  • fomenta la armonia visual y los sentidos
  • ayuda a enfocar la intuición

Así que la próxima vez que tu hijo o hija te pida algo para colorear ¡Ya sabes! ¡Qué sean Mandalas!

¡Si te gusta y te aporta comparte!

 

 

¿Amamantar o no? Es tu decisión.

amamantar
Foto de pixabay.com

Amamantar…
El simple hecho de pronunciar la palabra me produce tranquilidad, aunque quizá solo sea un juego de palabras, pues sé lo que significa en Alemán, “saciar, calmar, mitigar…”y es que dar pecho o cómo lo quieras llamar, es algo que va mucho más allá de lo simplemente natural, de que si lo puedes hacer o lo quieres hacer en público o no en tu país, de que si la sociedad lo ve bien o mal, amamantar es una decisión y es de dos, tuya y de tu bebé, y eso tu lo puedes timonear, pues tu bebé lo creas o no está conectado completamente a tí y lo que tu decidas creer el no te defraudará, si quieres que funcione o no depende sólo de tí.

No soy una experta y tan sólo tengo escasa experiencia pero lo que si me atrevo a afirmar casi sin temor de equivocarme es que: CUALQUIER MUJER PUEDE AMAMANTAR, hay muchos mitos, que sí la leche no sale, que si el niño no jala bien, que si no tiene fuerza al mamar… uff la cantidad de historias que he escuchado a lo largo de los años… si bien se algo que te puedo asegurar, es que Amamantar es como cualquier otro deporte…

¡Sí!, amamantar no es cosa fácil es más, debería ser considerado por la federación del deporte como deporte de alto rendimiento, y es que dar de lactar no es algo para gente indecisa, si te vas a decidir a amamantar, tienes que tener en cuenta que la práctica hace al maestro, tu puedes practicar y ser el mejor, o practicar y solamente hacerlo bien o no tan bien… pero de que uno puede después de practicar si que puede… como cuando aprendes a tocar cualquier instrumento, así que Animo, si tu deseo es amamantar: adelante, no te rindas, entre el cansancio infinito de esos desvelos interminables, hay una recta final y puedes tener la certeza de que todo es pasajero, inclusive está etapa mágica y agotadora en la que abrazar a tu bebe con su aroma tan peculiar, tan puro, consuela todo aquél martirio que uno creyó haber vivido en el pasado…

No se la demás gente, pero mi experiencia me ha demostrado que siempre que he estado a punto de claudicar y cuando ya no puedo más y quiero tirar la toalla, ahí esta ese siguiente instante, en el segundo milimétrico que le sigue, el momento siguiente en el que ya paso todo y las dificultades se fueron a la borda… sí, así de simple, intentar, intentar y volverlo a intentar y sobretodo no perder la calma, hay que declarar y aprender a soltar… si ese realmente es tu anhelo el universo se encargará de lo demás…

Hoy quiero decirte que NO ESTAS SOLA, en tus horas despierta a medias, con tus “pants” más cómodos, y tan desarreglada y cansada como nunca, no te exijas tanto, acabas de dar vida a un nuevo ser … no importa si lo hiciste hace una semana o hace diez, no menosprecies ese gran suceso, tu eres una guerrera inigualable, fuiste capaz de traer al mundo a un pequeño ser, lo mantuviste a salvo en tu vientre y lo alimentaste, compartiste tus emociones y tu día a día con él… y créeme  a el le da igual si le das el pecho o si le das el Biberón…

¿Qué es lo que quieres darle tú? Eso estará bien, estará más que bien… estará Genial.

¡No te exijas tanto mujer!, mira que se bien como te sientes, vulnerable y frágil y a la vez tan fuerte, esa montaña rusa de hormonas circulando por tu cuerpo te dice mentiras, te dice que puedes hacerlo mejor y que no lo estás haciendo nada bien… aprende a voltear la balanza, no son las cosas que no haz podido lograr lo que tienes que medir, sino las cosas que con esfuerzo y dedicación has logrado conseguir hasta aquí, hasta este punto de tu vida con las circunstancias que se encuentran a tu alrededor, con tu bebe recién nacido, con tu hijo preescolar o quizá con tu hijo único.

“no es un solo momento el que te define, sino toda tu vida”

Si una mujer tiene el privilegio de poder Amamantar a su bebé, si está sana, si realmente lo quiere, debería de ser una experiencia que te llene de poder en lugar de un sentimiento de inmovilidad… acuerdáte de la balanza… si piensas en las cosas que no puedes hacer por estar “atada” teniendo que amamantar a demanda a tu bebé no vas a estar satisfecha, acuerdáte de los viejos sabios, que gritan a los cuatro vientos que todo es pasajero, esta etapa terminará siendo un recuerdo y no importa que tan dura o que tan liviana sea para tí, tendrás la certeza de haberlo hecho, de haber aliementado a tu bebe con tu propio cuerpo y eso       !Es una maravilla! Recuerda que con todos sus pros y contras, amamantar es pasajero y lo que hoy es mañana no será así que gozálo con todos tus sentidos.

Es la mejor excusa para hacer pausas sin tener remordimientos, para estirar los pies en el sofá, para dejar en pausa todos los pensamientos que nos revuelven la cabeza, es un momento de unidad, en el que te deberías respetar a tí y a tu bebé, solos los dos, que el mundo de afuera se detenga, ya después tendrás tiempo de ponerte al día con lo demás.

Aprovecha esas dos, tres o cuatro horas que el niño duerme de toma en toma para hacer algo por tí, dejále a tu marido una hora a los niños, el lo sabrá manejar, ¡También son sus hijos!, vete al Super, a correr, tomate un café sin niños alrededor con una amiga, te sentirás muy bien y cargaras energía para seguir criando, criar es algo muy menospreciado y es que la verdad no hay trabajo más sagrado que este…de la crianza en el hogar depende toda la humanidad… ¿Lo habías pensado de esa manera?
Mamá, mujer, te estoy hablando a tí, que te preguntas si tu bebé querrá el lado izquierdo alguna vez… a tí que le temes a quedar deforme, acuerdáte de tus prioridades… nadie te obliga a amamantar y cualquier niño sobrevive sólo con Biberón, si bien la teta no es esencial para la vida, es una oportunidad única para conectar con tu pequeño, disfruta esta etapa fugitiva con gozo, con alegría, no habrá etapa alguna más adelante en la que nuestros hijos nos necesiten más que ahora, nos amen y nos adoren como lo hacen a esta edad… somos lo único y más importante en sus pequeñitas vidas… no los defraudemos con pequeñeces existenciales pasajeras que nos dicta la sociedad…

Mami, no estás sola y si tu quieres puedes hacer lo que quieras, puedes luchar por amamantar, puedes tirar la toalla y dar Biberón, no estás obligada a ser perfecta, tu hijo te querrá igual, a lo único que estás obligada es a serte fiel a tí, a amarte y a respetarte, a no menospreciarte y a estar orgullosa de ti, mira hasta donde lo haz logrado!

Con amor, especialmente para mis amigas, madres nuevas y algunas primerizas.

Karely.

Scroll To Top