Nantli Karely

Manual de amor con sabiduría

 

Ser padre o madre de familia no es cosa cualquiera hay veces que no sabemos ni por donde empezar, como gestionar nuestros pensamientos y emociones y un sin fin de dudas invaden nuestro ser.

A continuación te comparto un pequeño manual de amor para la crianza consciente extracto del libro, “Hijos tiranos o débiles dependientes” de la autora Martha Alicia Chávez.

Madres, padres, ¡por favor adoren a sus hijos!

  • Exprésenles su amor con palabras, con abrazos y besos. No den por hecho que sus hijos saben que los aman; ellos necesitan escucharlo y sentirlo.
  • Cuando ellos cometan un error, aliéntenlos y muéstrenles el camino correcto, en lugar de rechazarlos o despreciarlos.
  • Cuando les den dinero para la colegiatura, los zapatos, la comida, el cine, háganlo con gusto, en lugar de poner una mala cara y dar ese dinero con reclamos y quejas. Como padres, les corresponde cumplir con el sagrado compromiso de mantenerlos.
  • Cuando les den un consejo, háblenles de las experiencias de su vida que les llevaron a aprender eso.
  • Si quieren que sus hijos les cuenten sus cosas, no los interroguen. Ustedes cuentenles acerca de sus sueños, sus proyectos, sus dudas y certezas y sus reflexiones profundas sobre la vida.
  • Cúmplanles todo lo que les prometen, para que ellos puedan aprender a confiar y a creer.
  • Déjenlos ensuciarse en el lodo de la vida y quitárselo de encima por sí mismos.
  • No les quiten el gozo de lograr y triunfar, haciendo todo por ellos.
  • Díganles NO firmemente cuando tengan que hacerlo, aunque se enojen y lloren, porque así desarrollarán la habilidad de adaptarse a todas las situaciones de la vida y la fortaleza interior para sobrevivir emocionalmente a las etapas díficiles.
  • Crean en ellos y háganselos saber.
  • Cuando caigan, permítanles levantarse por sí mismos, permítanles al menos intentarlo, sabiendo que su mano está ahí por si en verdad la necesitan.
  • Ámenlos incondicionalmente, y cuando los reprendan por algo, déjenles saber que desaprueban esa conducta, pero que de todas maneras los siguen amando.
  • Apóyenlos para realizar sus sueños, no los sueños de ustedes, porque es función de los padres ayudar a sus hijos a cumplir la misión para la cual están aquí.
  • ¡Nunca permitan que los maltraten!, porque esto viola las sagradas Leyes de la Jerarquía, les cierra las puertas a sus hijos y les hace la vida más díficil.
  • Y acéptenlos tal como son, porque lo más importante para un hijo es saberse aceptado, amado y aprobado por sus padres.

Deja de querer criar perfectamente, cría conscientemente!

 

Ser un padre o una madre consciente no quiere decir que seas una persona perfecta, en todo momento de buen humor y permisiva para evitar conflictos…

Ser un padre consciente no te absuelve de errorres, no te excenta de hacer cosas que no deseas para tus hijos.

La formúla perfecta para este mundo  es tan sólo una ilusión es algo que nosotros mismos creamos desde nuestra mente por temor al amor… y ya sabes lo que dicen de las espectativas… que no hay que tenerlas, ¡Deshazte de ellas!

En mi opinión para criar conscientemente es precisamente eso lo que debemos aprender…soltar las culpas,  aprender a elegir una y otra vez el amor… ¿Cómo reaccionas tu cuando al cometer un error alguén te juzga? Te pones a la defensiva, te ofendes ¿Y  porqué? Porque tienes miedo a ser juzgado… Sí elegimos el amor nos damos cuenta que somos libres,  que no pasa nada que si bien a los simples ojos un error es muy incómodo no determina la clase de persona que soy, ni mis habilidades en lo absoluto, un error es simplemente eso…Un error y punto, así sin puntos suspensivos, sin calificativos, sin juicios…

Intentemos no juzgar…hagamos un esfuerzo por salud mental,  desde niños crecemos con ese chip juzgandolo todo no es nuestra culpa ni la de nuestros padres, es simplemente algo que hemos aprendido y haciendonos conscientes de ello nos toca tomar iniciativa y comenzar a desaprenderlo.

Así como lo lees a Des-a-pren-der-lo! No todo lo que nos enseñaron nuestros padres es la verdad absoluta, así como no todo lo que le enseñaremos a nuestros hijos será la verdad absoluta…así que relajate y disfruta un poco la imperfección, que es mágica.

Nuestros hijos son almas tan libres y tan puras cuando nacen, a partir de que crecen los vamos límitando, poniendoles reglas sociales, diciedoles que no pueden, juzgandolos como malos sino dejan el pañal, sino recojen, sino hacen lo que mamá o papá dicen… los manipulamos constantemente a nuestro antojo y les enseñamos a juzgar, porque no es lo que les decimos lo que aprenden con más júbilo, es lo que ven lo que se impregna  en su insconsciente…

Y no lo digo para juzgarnos a tí ni a mí,  no estoy diciéndote que si manipulas para obtener algo de tu hija eres mala, estoy queriendo abrir los ojos contigo, por ti, por mí,  por nuestros niños…

Estamos eligiendo solamente a base del miedo y estamos ignorando al amor, quizá sea ese el problema con la crianza de hoy en dia, en donde creemos que darlo todo y no poner límites es amor… lo cierto es que toda relación para que sea sana requiere de límites, sino ¿Cómo van a aprender ellos a decir que no cuando algo no les apetece?.

Necesito ya un respiro de la Familia y los niños…

 

Estoy cansada, exhausta para ser exactos, todo el tiempo con cosas pendientes, corriendo con citas de un lado al otro, haciendo almuerzos, cenas, meriendas para los niños, comprando zapatillas de deporte nuevas porque las “viejas” aunque tiene tres meses ya son demasiado pequeñas, estoy cansada de sentarme a leer un libro y tener que pararme enseguida a buscar cuadernos de mate perdidos, un yogurt al frigorifico o algún juguete que por extraña razón a la simple viste de un niño está desaparecido… y si bien en mi post anterior te hablaba de incluír a los niños en la rutina diaria también es muy necesario darse un espacio y hacer cosas sólo para uno mismo.

Estando agotadísima decidí de vez en vez hacer cosas lejos de la rutina, de las prisas, la gente ni se imagina lo que es estar todo el día corriendo, llegando ligeramente impuntual a todos lados, comiendo en el coche y siempre a prisa, para al final del día darte cuenta que al día siguiente será igual de exhausto, con más citas, con más mensajes sin contestar que quedarán en la mente…

Por eso decidí darme ese lujo, salir con amigas, darme un respiro, sin culpas, sin excusas tan sólo porque sí, porque soy yo y porque antes de ser Madre y Esposa soy Mujer, y me quiero y si me quiero no basta con saberlo, me lo demuestro…

Me voy cada fin de semana o dos a comprar al super sin prisas, a leer las etiquetas detenidamente porque me interesa cuanta azúcar estamos realmente consumiendo, me voy a pasear al perro no solo rápido para que haga sus necesidades en menos de 15 minutos, me voy al bosque a oler el suelo humedo y escuchar la suave brisa que me brindan los arboles al ir caminando conscientemente, en el aquí y ahora, no hay niños, ni marido, ni citas… estoy yo y el bosque…

¡Qúe delicia! ¡Me encanta disfrutarnos solos, sin apuros!

Cuando mis amigas me invitan a una copa por lo regular no tengo ganas, me siento cansada y quiero mi cama, pero de vez en cuando cedo, pues se que será una velada linda y llena de risas, me lo permito sin culpa y sin exceso…

Ufff un respiro, me hace tan bien, despúes de eso, ya no grito porque se cae el zumo, porque se manchan la blusa o porque me dan un golpe en la pierna corriendo brusco, tan sólo ihnalo profundo  y pienso… ¡Qué bien que me he dado un respiro!

Para darte un respiro simplemente puedes:

  • dejar las prisas por un momento y hacer lo que sea que estés haciendo conscientemente sin pensar en nada más
  • salir con amigas a tomar un café o una copa de vino, da igual lo importante es disfrutar la compañia adulta
  • hacer deporte
  • hacerte uncambio de look
  • tomarte un  spa a solas
  • leer un buen libro

¿Crees que es posible darse un respiro como padre de familia sin culpas? ¿Qué opinas al respecto?

Deja de apartar a tu hijo de tu rutina hábitual

 

En nuestra rutina habitual estamos muy contaminados,  tendemos a pensar que los niños nos estorban, que son una carga con la que estamos limitados, pensamos cosas como:”¡Estos niños me dejan cansadisíma, me sacan canas verdes!” Idealizamos la vida que sería de nosotros si fueran mayores, sí tan solo tuvieramos más tiempo para nosotros…

Yo también solía pensarlo, me acurruque con la cobija de mi zona de comfort y me quedé mucho tiempo recostada en mis excusas, “Esque no puedo, los niños aún son muy pequeños” Mi deber de madre “Super Héroe” me llamaba a estar disponible las 24 horas del día, soy tan indispensable y no puedo hacer nada más y así será hasta que crezcan pensaba…

¡Que equivocada estaba! Si algo he aprendido en el transcurso de este año es que el momento indicado para algo nunca llega, si nos la pasamos postergando nuestros ideales, nuestros anhelos solo porque aun no es el tiempo indicado, nos quedaremos esperando y postergando toda la vida…

Los niños no son una carga,  lo vemos desde el lado opuesto de la situación, porque en lugar de pensar que estorban al planchar, a hacer el quehacer, que nos estorban cuando queremos leer algo de interés, tendemos a actuar mal, pues no los incluimos en nuestra rutina, los apartamos desde el principio de nuestra vida y nuestras actividades en lugar de integrarlos.

¿Qué de malo tiene llevar a tu hijo de vez en vez a la oficina?, ¿Ponerle una peli mientras planchas la ropa y platicar con el mientras pasan los comerciales? ¿Tenemos que hacer todo el tiempo un programa especial para que se diviertan todo el tiempo? ¿Hay que dejar todo  lo importante realmente para cuando estén dormidos? Seguramente habrá cosas o situaciones en donde no los podamos incluír en nuestra rutina, más nosotros somos su guía y si escondemos lo mejor que sabemos hacer como seres humanos para cuando se duerman o no estén…

¿Cuándo van a aprender con el ejemplo?


¡DEJA DE APARTAR A TU HIJO DE TU RUTINA HABITUAL!, es parte de tí y merece ser incluído, ¡Haz lo mejor que puedas con los medios que tengas…será perfecto!

 

Juega, canta y haz tonterías mientras se preparan para la escuela.

empieza el día dando gracias, un alma agradecida va de mejor humor por el mundo.

10 minutos leyendo juntos, jugando a las Barbies o platicando son mejor que nada, todo es válido,

si te apetece ir a correr, a caminar o a pasear al perro no dejes a tu niño en casa enchufado a la tablet invitálo a pasear ya sea que se lleve el monopatín o la bici, estarán cogiendo aire fresco y aprendiendo a cuidar su bienestar fisico mutuamente.

CALIDAD NO CANTIDAD, lo que tus hijos  recordarán al final, no son los miles de juegos de mesa que tienen, sino las veces que te sentaste con ellos a jugar y a disfrutar juntos, dejando de lado las preocupaciones, el móvil y la rutina… despúes de esa media hora estarás como nueva para hacer la colada y quien sabe, quizá tu hijo te acompañe tambien a doblar ropa…

Nunca te sientas culpable por no tener suficiente tiempo o por no tener suficiente dinero, lo que logras día a día es parte de tu esfuerzo, no te menosprecies, lo estas haciendo de la mejor manera que tu yo actual te está brindando… la culpa es el peor enemigo de la paz. ¡Hechala pa’ fuera!

Abraza, abraza y vuelve a abrazar cada que te acuerdes a tu hijo de 10 años o a tu bebito de meses…no hay nada más reconfortante que un abrazo sincero, entre más contacto físico tenemos más amados nos sentimos, funcionamos mejor, no importa si te da pena o sino estas acostumbrado acuerdáte que la práctica hace al maestro, veras como tú y tus hijos se sentirán más completos…

Y por último acuerdate que MENOS es MÀS… ¿De qué le sirve a tu hijo visitar mil cursos extracurriculares, saber inglés y fránces si al final no es un ser humano alegre y compasivo?

Enseñale con el ejemplo a trabajar y a ganar sus propios logros.

¡Te deseo un muy buen inicio de semana! Estoy muy contenta de poder escribir por aquí de nuevo, sinceramente, extrañe bastante este espacio.

Un abrazo apretador.

Vacaciones en Familia

 

Ya estamos a mitad de Julio y el mundo entero está de vacaiones, por lo menos eso parece en las calles, playas, carreteras, en los lugares públicos y demás…

Algo muy importante a la hora de vacacionar en familia, con niños pequenos es la premiza:

MENOS ES MAS

Sé que hay uno y mil consejos para vacacionar en familia, los que te doy yo son muy básicos y con el fin de disfrutar y relajarte y no de estresarte por cosas que al final no son importantes…

Yo se que estáras tentado a empacar hasta el molcajete, los por si llueve, por si hace frio, por si no hay donde lavar… créeme lo he vivido en carne propia, pero también te puedo asegurar que para bien o para mal he aprendido de esa premisa, por más que pueda llover o hacer mal tiempo, no vas a utilizar absolutamente todo lo que estás tramando llevar para las vacaciones en familia… al final siempre empacamos  cosas que nunca necesitamos, literal quiítale peso a la maleta!

Así que relajáte bajalé dos rayitas y ponte desde ya en modo disfrutar, pues los niños tienen otra visión completamente diferente a las de nosotros los mayores, ellos por lo regular solo quieren pasar tiempo con sus padres y disfrutar de la familia…

No te límites en nada!   si tu bolsillo es pequeno busca en internet opciones que no requieran de tanto dinero en tu lugar de destino,la diversión puede costar o no, informate bien,  hoy en día nos podemos enterar de casi todo en internet. Puedes hacer un día de campo en la playa, en el rio, en algún parque y  comprar fruta y verdura fresca de la region, y/o lo que acostumbren comer por ahi, sera toda una experiencia conocer las tradiciones y comidas del lugar  que visitas. Además de nutrirte y comer cosas frescas y muy probablemente deliciosas.

Recuerda, si llenas tus maletas de ropa y cosas de casa no esperes poder cargar y comprar  más cosas del sitio a donde vás, así que reserva un poco de lugar para los suvenirs ya sean pocos o muchos, estarás agradecido…

Límitate a un libro, si yo se que es muy tentador pensar que en las vacaciones tendrás el tiempo suficiente para leer esos 5 libros pendientes que te quedan… yo que soy fánatica empedernida de los libros y con niños pequenos te puedo asegurar que si en las vacaciones dejas un libro a la mitad tu hábito de lectura ha sido todo un éxito! Aún y cuando tú y tu pareja se repartan para cuidar a los peques creeéme en verdad es toda una odisea poder leer y estar todo el tiempo al pendiente de tus nenes…acuerdáte menos es más…

Estoy casi segura que hoy en día encuentras lavanderías por todos lados, si estás viajando en familia y viajan más de una semana, seguro necesitarás lavar, asegurate de buscar lavanderías por el sitio en donde viajas antes de partir, tomando en cuenta el precio por máquina y la distancia a tu lugar de residencia en las vacaciones, así evitarás llevar ropa de más…y gastos no contemplados.

y por último… Vive el momento… porfa no les ensenes a tus hijos a ir a los lugares solo a tomar fotos para poder decir que fueron a tal lugar, aprende a disfrutarlo, a vivirlo a palpar esa gran felicidad de llegar hasta ese punto, tomando en cuenta los kilómetros que te separan de casa, las circunstancias en las que estás viviendo tu viaje… todo es perfecto y si aprendes a disfrutar lo que estás viviendo, día a día, tus vacaciones serán espectaculares, no importa los sitios que visitaste o que dejaste de ver…

Agradece la brisa del mar, la lluvia, el calor insoportable, las calles llenas de baches, los paisajes verdes o llenos de edificios, agradecelos y vivelos, eso sin duda alguna será un punto a tu favor en las siguientes vacaciones…

Peleas entre hermanos

 

 

Todo padre de familia con más de un hijo conoce ese sentimiento de impotencia, de querer que sus hijos se lleven bien y no poder evitar que se pelen a cada rato, ese cansancio inmimente al estar escuchando una y otra vez las mismas discusiones y reproches entre sus hijos, gritos, peleas, e incluso hasta golpes…

La convivencia diara, los celos, la competencia entre hermanos son factores que contribuyen a las peleas entre ellos,  pero ¿Qué podemos hacer para que esto no nos robe la paz y poder convertir nuestra rutina en momentos mas llevaderos?

Antes que nada debemos de tener en cuenta como padres de familia inculcarles estas tres premisas a nuestros hijos que Stephanie Schneider nos comparte en su libro “Der kleine Streitberater” , antes ya comentado en mi post anterior  saber pelear en familia.

1. Se puede pelear entre hermanos. Siendo sinceros a veces los padres no tenemos paciencia, y la verdad no es necesario que cada vez que se pelen nosotros alcemos la voz o los amenacemos con quitarles sus cosas favoritas. Hay veces que dejarles su espacio ayuda más que un regaño.

2. No se inventó a los hermanos menores para que los hermanos mayores tuvieran a alguien con quien desquitar y pulir su Ego.

3. El hermano mayor puede pensar o sentir acerca de la situasión como quiera pero no es necesario que lo diga en todo momento.  ¿A qué se refiere esto? Pues que es típico de los hermanos luchar entre ellos y aunque esto es normal e invevitable ninguno de ellos necesita que le estén diciendo cosas negativas todo el tiempo como “eres un tonto”, “vete de aquí, me molestas” aún y cuando esas cosas sean ciertas, sólo es  cuestión de respeto y de  como tratemos al otro si de una manera amable o prepotente.

Otra cosa que ayuda a que los confictos no se salgan de control es arbitrar la situación, obviamente sin tomar partido alguno y dejando a cada niño hablar y expresar su sentir sin que sea interrumpido, tratar de no meterse de lleno y mantenerse al margen simplemente guiandoles y orientandoles para que ellos mismos puedan resolver el conflicto entre ellos, siempre que se pueda con apoyo ya que sin guia, los niños tienden a resolver a base de golpes o con violencia verbal.

Es importante dar sugerencias que los ayuden a ponerse de acuerdo, preguntar cual es el conflicto y escuchar ambas partes, esperar el momento indicado y no buscar siempre un culpable, pues en la mayoria de las ocasiones el conflicto es parte de un mal entendido entre niños, de no saber expresar lo que uno quiere o no quiere y de no saber escuchar con antención lo que el otro necesita.

¿Estos tips te parecen aplicables al día a día? ¿Te gustaron? No dudes en hacermelo saber, que me escribas y me des tu punto de vista a favor o en contra me motiva a seguir escribiendo más.

Los libreros públicos en Alemania

 

 

Los Libreros Públicos.

Si resides en Hannover o en algún lugar de Alemania seguro las has visto alguna vez.

Las hay de madera, “Wetterfest” (resistentes al tiempo), de Hierro, de cemento  y ¡En Hamburgo hasta las hay rodantes dentro de autobuses!

Las “Öffentlicher Bücherschränke” como son llamadas en Alemán, fueron pensadas para contribuir la lectura y la educación de los ciudadanos de una manera práctica.

De acuerdo a internet, al finalizar los noventa, Hannover y Darmstadt fueron  las primeras ciudades que impulsaron este exitoso proyecto. Diseñadores y artistas de renombre han participado en el desarrollo de estos, como lo son: Clegg & Guttmann y Trixy Royeck quién obtuviera en 2005 el premio por el diseño de su Estantería en Bonn siendo su modelo clave para la construcción de más librerías públicas alrededor del país.

El objetivo principal de estas librerías es que sin más preámbulos  la población tenga acceso a libros, el concepto es muy simple, sin papelería o trámites de por medio, en la estantería colocas un libro que hayas leído o que ya no te sea de  uso y en cambio puedes tomar otro.

En estas librerías públicas encuentras desde novelas viejas hasta libros modernos de cocina sin costo alguno, yo misma he intercambiado libros de maternidad por libros clásicos como el de Ana Karenina.

¿Qué te parecen estos libreros públicos? Si vives en Hannover o alrededores ¿Haz hecho uso alguna vez de estás? ¿Sería una linda opción para nuestros paises de origen no crees? ¿Crees que funcionaria algo así fuera de Alemania?

 

Saber pelear en Familia

 

Stephanie Schneider, una escritora y periodista residente en Hannover nos cuenta en su libro consejero “Der kleine streitberater” cómo pelear o discutir en familia sin reprimir sentimientos de una manera armónica.

“Lo mejor de una pelea es ese sentimiento que se tiene después de discutir: Nuestra relación resiste eso y más”

En su pequeño libro la autora no nos da pasos mágicos para dejar de pelear, al contrario nos incita a hacerlo pero de una manera más inteligente, es inevitable que los niños discutan, pelen, hagan rabietas y sobretodo que demuestren de forma natural sus sentimientos, al evitar pelear o discutir no estamos haciendo  más que reprimir los sentimientos naturales que como seres humanos experimentamos.

A lo largo de los años y ganando un poco de experiencia he aprendido que el problema no está en sentir enojo, rabia o rencor, sino en pretender que no pasa nada y seguir como si nada, evitar expresar ese tipo de sentimientos a la larga provoca solo frustración y sensación de incomodidad, algo que Stephanie también deja muy claro en su libro.

La autora recalca algo muy importante: Debemos de saber invertir nuestras fuerzas en lo que realmente vale la pena y no sólo en las apariencias”

Hacernos la siguiente pregunta: ¿Vale la pena invertir mis fuerzas en discutir? O mejor hago una pausa, escucho y veo que pasa…

Los niños fuertes son los  niños que pelean, en el libro la autora nos recuerda lo maravilloso que es cuando los niños nacen, ellos gritan y lloran y la gente al rededor se alegra pues es un signo de estar vivo, entonces…  ¿Porqué los límitamos y les prohibimos este tipo de expresión cuando crecen?

La autora nos sugiere observar nuestras reacciones, nos motiva a invitar a los pequeños a pensar que es lo que realmente hay detrás del aparente problema, con la siguiente pregunta:

¿Qué puedo hacer en este momento para hacerte sentir mejor?

Cuando le damos vuelta a la página y reaccionamos diferente a como solemos hacerlo damos lugar a un momento de lucidez y tanto el que tiene un problema como el que escucha tienen la oportunidad de observar con calma, cuál es el factor que causa la molestia y que se puede hacer para lograr el bienestar inmediato de las dos partes.

Marshall B. Rosenberg en su libro en alemán “Gewaltfreie Kommunikation: eine sprache des lebens” nos explica que los conflictos o diferencias surgen a causa de necesidades no cumplidas, esto sucede porque muchas veces no sabemos pedir concretamente lo que necesitamos y si nosotros como adultos muchas veces no somos capaces de transmitir lo que necesitamos de una manera concreta y sin rodeos imagináte nuestros hijos…

Pelear no es algo negativo, pelear en familia tampoco lo es, simplemente debemos de aprender junto con nuestros hijos una nueva manera de pelear, tratando de observar lo que sentimos e indagando un poco en las necesidades que realmente se esconden detrás del resentimiento.

Y por último, algunos consejos concretos de Stephanie Schneider para resolver conflictos con mente y corazón:

  1. Hay veces que callarse y quedarse tranquilo es lo único que ayuda a que una pelea no escale.
  2. Quién busca pelea, busca consuelo. (amor, apapacho, empatía)
  3. Con la pregunta concreta: ¿Qué puedo hacer en este momento para hacerte sentir mejor? estamos transmitiendo comprensión y empatía por lo que el resentido tendra oportunidad de buscar dentro de sí lo que realmente le molesta.
  4. Una pausa en medio de la discusión ayuda a aclarar las ideas y enfriar la cabeza.
  5. Hay que tener en cuenta porque peleamos… ¿Para ganar o para ponernos de acuerdo en algo? No luchemos en contra sino para llegar a algo.
  6. Cuando los pequeños pelean entre hermanos, no les digas que se las arreglen entre ellos sino guialos y muestrales el camino de como pueden arreglar sus diferencias de una manera armónica.

La autora en su libro también da tips concretos para Mamás y Papás que compartiré con ustedes en el siguiente post. ¡Esperalo! Y si vives en hannover y sabes Alemán  no dudes en comprarte este librito tan simpático que será de gran ayuda para recordarte como (saber) pelear en familia.

 

 

 

Mercados Navideños en Alemania

 

Si hay algo mágico y sin igual en esta época navideña es sin duda alguna, ese ambiente que se siente cuando empieza la temporada de los mercados de Navidad, el olor a vino calientito, a clavo, a naranja seca y a canela ¡Son riquísimos todos esos olores combinados en un mismo lugar!.

En plena recta final de Diciembre, las luces, los pinitos navideños por todos lados, los angelitos y los renos alumbran la ciudad en esta época tan oscura del año, algo simplemente mágico para celebrar la época de adviento.

Alemania es famosa por sus fascinantes mercadados navideños, en donde sin importar la nieve o la lluvia la gente asiste esperanzada en pasarlo bien en compañia de una rica tasa de vino caliente.

 

Foto:Pixabay

El mercado de Navidad es como cualquier mercado ordinario que ya conocemos, lo que lo hace tan especial son sus delicias y sus artesanias manuales y los productos de alta calidad en su mayoría frescos como lo son las yerbas y las especias, los tes, uno encuentra muchos juegos didácticos de madera para los niños, gorros, bufandas y guantes tejidos a mano, velas de cera en forma de panal de abejas entre otras cosas.

Algo muy importante en estos sitios son los Glühwein, un mercado de navidad sin este vino caliente no es imaginable en estas tierras Teutonas, lo puedes perdir sencillo o con piquete, lo más común es que el piquete sea de ron o de calvados.

Y aunque este vino calientito sea la estrella de los mercaditos navideños a mi no me gusta tanto, yo prefiero un chocolatito caliente que por lo menos aquí en el norte lo llamamos “lumumba”, llamado así en honor al africano “Patrice Lumumba” quien fuera el inicial primer ministro de la república de Congo.   Esta bebida calientita es originalmente chocolate con ron y una nubecita de crema batida arriba, pero ahora puedes conseguirla con el licor de tu preferencia, a mi me encanta con todas sus variaciones con Amareto y con Bayles, por ejemplo… ¡Mmmmh que delicia!!!

En estos mercados también puedes encontrar  cacahuates garampiñados, crepas, algodones de azúcar, nueces y castañas asadas, también es muy común encontrarte con delicias típicas de diferentes partes de Europa como lo son los macarones, las poffertjes, schmalzkuchen (originarios de bavaria) y los deliciosos Trdelnik,  que se hicieron famosos en los mercados de Hamburgo y de Praga, pero ahora son ofrecidos en muchos otros mercados más por su delicioso sabor dulce.

Y para cerrar este post con broche de oro y esperando que te puedas imaginar mejor lo que te estoy contando,  a continuación te comparto este video de la Blogera Holandesa Danielle del Blog Travel rumors que visitó nuestro mágico mercadito Navideño en Hannover, ¡Qué lo disfrutes tanto como yo!

Mercado navideño en Hannover

Nombres de Bebes… ¿Porqué es importante que tu bebé no reciba un nombre que ya exista en la Familia?

 

Un nombre es un ícono singular que nos identifica de manera específica de las otras personas, esa característica peculiar, aunque no lo queramos  ayuda a definir nuestra personalidad y nuestro desenvolvimiento en la vida. Es cómo si decidieras que ponerte en un día, si te pones cómoda o elegante, sí te peinas o no, de una decisión depende el como se desenvolverá tu día, si te pones zapatillas de deporte quizá te apetezca practicar un deporte y si te vistes elegante quizá asistar a una fiesta importante… ¿Me voy explicando? Determinar como se llamará una persona será algo que lo acompañará toda la vida, es una decisión muy importante y  no debería  tomarse a la ligera.

Al pensar en todo aquello que me preocupaba como madre primeriza,  me es inevitable remontarme a esa época en la que creía que buscar un nombre se basaba solamente en que rimara con el apellido… ¡Cuánto hubiera dado por tener la mitad de conocimiento que tengo ahora! ¡La cantidad de cosas que me hubiera ahorrado! Pero bueno, también confió plenamente que todo tiene un poder Divino y lo creamos o no, el Universo tiene todo friamente calculado… ayudandonos a ver paso a paso, la perfeccioón en la “imperfección”.

Nacemos como seres únicos y especiales, no hay una sola persona en el mundo que sea identica en toda su escencia a nosotros, N-I-N-G-U-N-A, sin meterme de lleno en algo espiritual o místico,  esto es un echo que no se puede ignorar más hoy en día con la cantidad de información que abunda por doquier… así que ¿Porqué querer darle a tu bebé un nombre usado ya en el circulo familiar?

Los motivos son muchisimos, uno de los principales y el que encierra todo este tema es por tradición por querer honrar y demostrarle a la persona amada que la veneramos y es importante y que por ello nuestros hijos adoptan su nombre.

Se quiere conservar un nombre venerando a nuestros antecesores, pero hay muchas otras formas de rendir honor a nuestros seres amados, podemos hacerles un homenaje en vida, ofrecer una misa o ritual en agradecimiento a esa persona, entre otras muchas más posibilidades.

Comprendo que una tradición es algo muy arraigado, usamos el nombre de pila del abuelo porque es un nombre conocido, lo relacionamos cariñosamente como algo positivo, pero…

¿Será verdadaremente positivo?

En realidad no lo sabemos, lo que si sabemos es que podemos ayudar a timonear de una manera más armónica y amorosa  el  destino de nuestros hijos evitandoles cargas y energias innecesarias de nuestros ancestros.

Con métodos como la numerología o la bioneuroemoción podemos aprender mucho acerca de el verdadero significado del nombre y no solo la interpretación literal del mismo, ya que las características singulares y los gustos de una persona van más allá de su simple interpretación textual.

El nombre es uno de los primeros regalos que les hacemos a nuestros hijos, seamos conscientes y no tomemos a la ligera tan importante acontecimiento, recuerda que es como si fuera una tarjeta de presentación para toda la vida.

Y a ti… ¿Qué te inspiró para escoger el nombre de tus hijos? ¿Seguiste la tradición familiar o una corazonada que te pedía a gritos ese nombre específico?

 

Scroll To Top